Nuevo varapalo a Uber en Francia

EmpresasRegulación

El Constitucional galo desecha sus apelaciones contra la prohibición de Uberpop.

Se complica la situación de Uber en Francia. Tras meses de protestas por parte de los taxistas, medidas legales contra sus responsables y, desde julio, la suspensión de su servicio UberPop, una decisión judicial oficializada este martes pone (aún más) contra las cuerdas al servicio de transporte de pasajeros. La máxima autoridad constitucional del país ha rechazado los argumentos de Uber contra la disposición de una nueva ley, que vuelve punibles los servicios como el de la compañía.

Desde Uber habían intentado echarla abajo, alegando que con esta futura legislación, se proscribirían los usos compartidos de vehículos que impliquen cualquier tipo de pago. Pero desde el tribunal se ha explicado que estos son claramente distinguibles de los de Uberpop, que emplea conductores con licencias profesionales, explican en el diario The Wall Street Journal.

Esta nueva decisión no ayuda, precisamente, al negocio de Uber, en un momento en el que está intentando relajar la legislación para poder operar en Francia y otros países de la Unión Europea, entre los que se encuentra España. Es precisamente un juez de nuestro país el que ha pedido a la justicia comunitaria que se pronuncie sobre la legalidad de la prohibición del servicio en el territorio nacional, donde no tiene permitido operar desde finales del pasado año.

La resolución del Constitucional galo supone, además, un agravante para los dos ejecutivos de la compañía que tendrán que ir a juicio a finales de este mismo mes. Desde Uber han calificado este nuevo varapalo de “decepcionante”, aunque han incidido en que seguirán trabajando para conseguir “nuevas y sensatas regulaciones que ofrezcan a los pasajeros opciones más razonables y seguras, y a los conductores nuevas oportunidades de trabajo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor