Nuevos appliances y soluciones integradas ThinkAgile de la mano de Lenovo y Nutanix

AlmacenamientoCloudDatacenterDatos y AlmacenamientoRedesServidoresSoftwareVirtualización

Expertos de Lenovo y Nutanix nos cuentan qué es la “revolución de la inteligencia” y sus últimas innovaciones en el sector tecnológico.

Lenovo renovó su cartera de productos este verano. En el marco del evento Lenovo Transform celebrado a finales de junio, el fabricante chino dio a conocer una cartera de productos para el centro de datos que busca aprovechar el poder de la “revolución de la inteligencia”. Para ahondar en esta renovación que supone toda una revolución, NetMediaEurope ha reunido a dos expertos de la industria tecnológica: Manuel Díaz Moreno Technical Sales de la propia Lenovo, y Alberto Carrillo, Senior System Engineer de Nutanix Spain & Portugal.

Estos profesionales han sido los protagonistas del encuentro online “Nuevos appliances y soluciones integradas ThinkAgile de la mano de Lenovo y Nutanix”. En una conversación moderada por Mónica Valle, periodista especializada en TI, han desgranado los detalles de una transformación liderada por ThinkAgile y ThinkSystem. Han explicado cómo colaboran Lenovo y Nutanix, y también en qué consiste la colaboración con Intel. Han hablado de hiperconvergencia, de cómo está siendo la recepción de las últimas innovaciones por parte del mercado y de cómo deberían afrontar las empresas la digitalización.

La “revolución de la inteligencia”

Lenovo ha decidido transformar “toda la cartera de productos que teníamos. La hemos simplificado de forma muy grande”, detalla Manuel Díaz Moreno, Technical Sales de Lenovo. De tener “siete, ocho brands distintas para distintas gamas de producto”, se ha pasado a solamente dos, que son ThinkAgile “para todos los sistemas integrados” y ThinkSystem, que incorpora “las máquinas tal y cual siempre las hemos tenido”.

En resumen, “lo que hemos hecho ha sido optimizar todo” para “redundar beneficio para los clientes y para nuestros partners”, apunta Díaz Moreno. “Estamos reutilizando piezas, diseños comunes, eficiencias a la hora de fabricar, eficiencias a la hora de distribuir”, lo que da forma a una revolución que no es otra cosa que la “simplificación bestial del portfolio”. Un portfolio basado por entero “en los nuevos procesadores Intel” para “mayor rendimiento”, “disponibilidad” y “fiabilidad”.

El directivo de Lenovo recuerda que “antes teníamos dos gamas principales de servidores, los servidores System x, que venían de la tradicional IBM, y los servidores ThinkServer, que eran de Lenovo”. Con este cambio ambas plataformas convergen, empleando “los mejores componentes de cada una de ellas para hacer diseños nuevos. No son las mismas máquinas con nuevos procesadores”, insiste el portavoz de Lenovo, “sino distintos diseños completamente nuevos para poder aprovechar lo mejor de las dos tecnologías que teníamos”.

EventoThinkAgile3

La simplificación como clave

Para Alberto Carrillo, Senior System Engineer de Nutanix Spain & Portugal, Lenovo es “ejemplo clarísimo” de “simplificación” en “la manera de configurar la infraestructura”. Mientras tanto, Nutanix apuesta por Cloud OS como su propia evolución. En el pasado “automatizábamos la infraestructura y ahora automatizamos la aplicación”, cuenta. “Eso nos permite gestionar las tres nubes” que utilizan las empresas: “la nube pública, la nube privada y la nube edge”, “departamental o lejana, con una sola consola”. Y esto, al final, también es simplificación.

La simplificación es una tendencia clave del sector porque “los presupuestos cada vez son más pequeños y la necesidad de hacer más cosas”, en cambio, “es mayor”, tal y como comenta Manuel Díaz Moreno. Es decir, “hay que hacer más con menos”. Dentro de la colaboración con Nutanix, el directivo de Lenovo destaca el desarrollo del componente Network Orchestrator, “integrado directamente en la consola de Prism, que lo que hace es que toda la automatización que tenía ya Nutanix de por sí para el almacenamiento y el cómputo”, se lleva “también a los switches”. Y esto “sin tener que involucrar al administrador de red”.

Cabe remarcar asimismo que las carteras de ThinkSystem y ThinkAgile son compatibles entre sí. “ThinkAgile básicamente está construido a partir de ThinkSystem”, como “arquitectura prediseñada, con lo cual son exactamente las mismas máquinas”, señala Manuel Díaz. Tras la renovación, la hiperconvergencia “ha quedado dentro del portfolio de ThinkAgile”. Y, “dentro de ThinkAgile, hay dos partes para Nutanix”, sigue analizando Díaz. Por un lado “está el ThinkAgile SX for Nutanix” que permite a los clientes comprarlo y comenzar a meter cargas de trabajo “en cuestión de horas”. Y por otro lado “está el ThinkAgile HX, que es la gama clásica” de “appliances independientes”.

EventoThinkAgile4

Alianzas con Nutanix e Intel

Solamente una semana después de que Intel sacase al mercado nuevos chips, Lenovo hizo el anuncio de sus servidores. Y antes de esto, se llevaron a cabo pruebas en España con el Barcelona Supercomputing Center, “uno de nuestros principales clientes de referencia, que ya estaba utilizando los procesadores”, valora Manuel Díaz Moreno, y que fue “un banco de pruebas excepcional”.

Algo a enfatizar es que, “dentro de todo el portfolio de appliances, un cliente ya puede elegir cualquier modelo de procesador de Intel”, en lugar de quedarse con “una serie de procesadores predefinidos”. Esto sería “perfecto para empresas muy grandes y para cargas de trabajo específicas que necesiten a lo mejor pocos cores a mucha frecuencia”, propone Díaz Moreno, pero también “para empresas pequeñitas” que prefieren optar por “lo más económico posible”.

Alberto Carrillo, de Nutanix, ve cómo se llega a “una nueva gama de productos de Lenovo en conjunción con Intel que han elevado el nivel de rendimiento a una categoría superior”. Se ofrecen “máquinas muy potentes que tienen unos procesadores que están en un nivel nuevo, no solamente de rendimiento sino también de disponibilidad con características que antes tenían los servidores de una categoría superior”, resume. A esto se añade una infraestructura de almacenamiento actualizada “para que sea todavía más rápido”.

Además de gestionar infraestructura y aplicación, Nutanix ha “abierto opciones” en la parte de red. Es el caso de los switches de Lenovo “gestionables desde nuestra consola Prism”, apunta Carrillo. “Lo que tenemos también es la posibilidad” de “microsegmentación”, que “gracias a la integración con los switches” permite “segregar el tráfico” o “aplicar políticas de seguridad al tráfico no solamente cuando se cambia de red sino dentro de la misma red”.

EventoThinkAgile5

Para todo tipo de empresas

¿Y a qué tipo de empresas están orientadas estas soluciones? Desde Nutanix apuestan por diferentes tipos. “Desde las más, más grandes hasta las más pequeñas. Al final estamos dando una solución de gestión de infraestructura que es totalmente horizontal en todos los sectores y en todos los tamaños”, declara Alberto Carrillo. Lo que busca la nueva carta de productos de Lenovo es ayudar a los clientes a resolver sus principales problemas de negocio.

¿Qué problemas? “Yo creo que sobre todo es la cercanía”, aventura Carrillo. Si hasta ahora el departamento de informática daba pasos “muy restringidos para asegurar el uptime” porque “cada minuto de caída era complicado”, en estos momentos existe “la capacidad de dedicar nuestros recursos a innovar”, a “probar nuevos productos”, a “hacer un go-to-market más rápido”… De tal modo que “el departamento de informática” se ha convertido en “un aportador de valor neto hacia el negocio”. O en “un posibilitador del negocio más que casi un stopper, que era antes”, completa Manuel Díaz Moreno.

Díaz Moreno considera que lo que las empresas necesitan en estos momentos es “agilidad”, que la parte de TI responda con “velocidad”. Esto viene favorecido por “la introducción de las infraestructuras cloud desde hace ya un tiempo”, profundiza el Senior System Engineer de Nutanix, que defiende que “la cloud no es un lugar, la cloud es una manera de hacer las cosas”. Para Alberto Carrillo aquí es importante el hecho de “poder gestionar la infraestructura” y “manejarla como si fuera cloud pero con los beneficios de tenerla en on-premise”.

EventoThinkAgile2

Así está respondiendo el mercado

Aunque hace poco que ha sido presentada, la nueva gama de soluciones de Lenovo estaría recibiendo “muchas peticiones”, de acuerdo con Manuel Díaz Moreno. “Se ha multiplicado el número de peticiones que teníamos de infraestructura en modo appliance, los HX tradicionales con la nueva plataforma, tanto para actualizar clúster” y “ampliarlos como para montar otros nuevos”, dice. Y “se empiezan a ver peticiones de ThinkAgile” por parte de la gran corporación. Esta solución preintegrada ya tiene “ventas tanto en Estados Unidos como en China”, pero “en Europa todavía nos está costando”, admite Díaz.

Lo bueno es que, a la hora de adoptar nuevas tecnologías, “el miedo ya se les ha pasado” a las organizaciones, a ojos de Lenovo. Y también según Nutanix. “Los clientes normalmente tienen siempre alguna referencia cercana o en su sector, o en su tamaño”, asegura Alberto Carrillo, por lo que ya conocen la experiencia de otros. Aparte, a la hora de comprar tecnología, ya no hay que hacerlo “a largo plazo”. Solamente hay que hacerse con “lo que vamos a necesitar” dentro de un “consumo fraccional” que “permite adoptar la tecnología de una manera muy rápida. No tienes que esperar a tres años vista para empezar a beneficiarte”, sentencia Carrillo.

En este sentido, como “el futuro no sabemos lo que nos va a deparar”, cuáles son las iniciativas “que van a llegar” con él, este experto recomienda a todo responsable de informática o infraestructura “que no haga apuestas, que no se case ahora a muchos años vista a una tecnología” comprando “toda la infraestructura que va a necesitar, porque es posible que su aplicación cambie, es posible que de repente haya un quiebro”. Lo mejor es “tener la mentalidad cloud permanente en la manera de gestionar la infraestructura”, resuelve, para “virar si acaso de repente hay algún cambio”. No en vano, “el futuro está soportado por el hardware pero es definido por software”.

“Mirar al futuro siempre es complicado”, coincide Manuel Díaz Moreno, “pero lo que sí que es cierto es que lo que ya una empresa no puede dejar de hacer es estar pendiente de la tecnología y de por dónde van las tendencias del mercado”. Si las “empresas tradicionales podían durar 50-60 años, ahora el ciclo medio de vida de una empresa son 10 o 12 años”, lo que significa que sus responsables tienen que “estar muy al día” y tirar “de las nuevas tecnologías para poder seguir viviendo” en un mundo de competencia “feroz”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor