Los nuevos retos de la TDT: … y así critican los fabricantes

Empresas

Los fabricantes critican a las emisoras de televisión por no emitir alta definición real: “el consumidor paga por un sintonizador HD pero la oferta de contenidos es prácticamente inexistente”.

Especial desde Oviedo
Claros y oscuros. Los españoles compran cada vez más televisores de alta definición, creando un notable parque de receptores. Las emisoras de televisión no llenan las necesidades que contar con unos equipos semejantes genera, a tenor de la industria. “El consumidor paga un precio adicional para adquirir un sintonizador en alta definición, para encontrarse con una oferta de contenidos en esta tecnología prácticamente inexistente”, ha acusado Sergio Talarewitz, CEO de Gigaset/Siemens.

Talarewitz no se ha censurado en criticar una situación que penaliza al comprador (6,6 millones de hogares en 2010) de televisiones de alta definición, ofreciendo el otro lado de la moneda. Si las televisiones temen quedarse sin hueco en el espectro para emitir en HD y confiesan que ahora les preocupan más otras cosas, los fabricantes, que han contado su lado de la historia en las jornadas  La televisión en otra dimensión que ha organizado en Oviedo Asimelec. “Se está emitiendo en HD imagen escalada”, ha denunciado Talarewitz, acusación que no fue exclusiva al directivo en el congreso.

Andrés Román, de Sony, señala que “los contenidos ya existen” y ha reclamado la emisión de contenido en alta definición “nativo”. “Si no, el usuario dirá, pero si esto es lo que veía antes”, ha alertado. “Ahora las emisoras están haciendo pruebas, a ver que pasa, lo que está generando confusión en los usuarios”, ha explicado. “Tengamos cuidado con no crear frustraciones al usuario”, también ha recomendado el senior product manager de Panasonic, Jordi Rincón. “La industria ha de actuar considerando el punto de vista del consumidor que es quien paga”, explicó. Según sus cifras, el 90% de las emisiones son ahora estándar. Nada de HD.

Y eso que según explica Alfred Lozano, director de marketing de Sharp, cuando hace unos años mostraron las televisiones full HD la industria de los contenidos aplaudió. “Esto es lo que estábamos esperando”, asegura Lozano que decían entonces. Ahora “los dispositivos están por encima del contenido”.

TDT de pago

La HD y el esfuerzo de la industria de los contenidos ha desilusionado a los fabricantes, pero no es su única queja. Tampoco les convence lo que ha sucedido con la TDT de pago. “TDT premium no es sólo Gol TV o Canal+2”, alerta Xavier Rendón, product manager de TV y radio de Abertis Telecom, que ha señalado que la opción de pago podría dar el salto a la tarjeta multioperador.

“Creo que el modelo de ahora no funciona”, ha señalado Sergio Talarewitz. “Canal +2 tiene una cifra irrisoria de abonados y Gol TV 300.000 usuarios”, ha puesto como ejemplo, tras reclamar contenidos de calidad. “No es que los que haya no sean de calidad”, explicó, sino que considera que tiene que haber algo realmente atractivo para que los usuarios den el salto. “¿Saben cuantas empresas van a cerrar?”, preguntó a la audiencia. Muchos fabricantes se lanzaron a las tarjetas descodificadoras ante las promesas del gran recorrido de la TDT premium y ahora se han encontrado con que tienen que tragarse sin paliativos su fracaso.

Tampoco llega la televisión en 3D.“Si el señor Roures es capaz de cambiar un Madrid-Barça a un lunes, que no podrá hacer”, llegó a comentar. “El tema es la voluntad de hacerlo”

El lado positivo está en internet en la televisión, que según Talarewitz es “el gran éxito futuro”. “hay que poner potencia de cálculo” en el televisor, ha alertado Andrés Román, de Sony, para que se pueda hacer en la TV lo que los usuarios ya realizan en el móvil o en soportes como el iPad.

Y no sólo por ahí podrían llegar las grandes noticias.“Si la ley de economía sostenible se aprueba y se cierra el 80% de las páginas web, puede ser que los contenidos de pago tengan futuro”, ha asegurado Talarewitz, poniendo ejemplos de aplicaciones de videoclub que podrían vivir un positivo efecto rebote. “Las majors también tienen que hacer un esfuerzo y entender que el mercado ha cambiado”, ha señalado igualmente, invitando a unos precios más ajustados.
*La otra cara de la moneda. Las críticas de las emisoras de televisión

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor