NVIDIA se sube al carro GPGPU de Microsoft y Windows 7

Empresas

La compañía que ha impulsado activamente el uso de computación GPGPU, demostrado en decenas de ocasiones y con un gran número de desarrolladores detrás de su famosa plataforma CUDA acaba de anunciar una nueva versión de controladores que, entre otras mejoras, aporta soporte de DirectCompute.

DirectCompute es la extensión integrada en DirectX 11 para hacer uso de la potencia de cálculo de las GPU para otras tareas, habitualmente llevadas a cabo por el procesador. Con ello, estamos hablando de que NVIDIA ya ha cubierto la compatibilidad de sus gráficas DirectX 10 con Windows 7 y las acciones que pueden hacer uso de GPGPU, como son la transformación de vídeos al formato de un reproductor portátil conectado al equipo, de forma ajena al usuario, que sólo notará la gran velocidad de recompresión, en comparación con los métodos tradicionales.

Los drivers 190.62 ofrecen además soporte pleno OpenGL 3.1, certificación WHQL para Windows 7 y una nueva versión de PhysX para aceleración física de juegos.

vINQulos
NVIDIA

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor