Obama ayuda a Apple en su guerra de patentes contra Samsung

Empresas
0 0 5 comentarios

Los amigos están para las ocasiones, y quien tiene un amigo tiene un tesoro, así que no es de extrañar que cuando la situación se complica unos agradezcan y otros abominen de la decisión de un buen amigo por sacar las castañas del fuego de quien se encuentra en dificultades. Es lo que acaba de suceder en relación con el veto que ha efectuado el presidente Obama a la decisión de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos que daba la razón a Samsung frente a Apple respecto de uno de sus múltiples enfrentamientos legales a cuenta del las patentes

La Comisión de Comercio Internacional dio la razón a Samsung el pasado mes de junio en una controversia planteada respecto de una patente tecnológica en disputa con Apple que afectaba a prácticamente todos los dispositivos móviles de la marca de la manzana mordida excepto el iPhone5.

Esto implicaba la prohibición de venta en USA de iPhone4 y 4S así como de iPad 2, eliminando el escalón de entrada de muchos usuarios a Apple al hacer desaparecer del catálogo de Cupertino los modelos más económicos. La única esperanza para Apple era justo la decisión que se ha producido, puesto que las decisiones de la Comisión de Comercio Internacional son inapelables e irreversibles y el único resquicio era el veto presidencial, que es lo que ha tenido lugar en una decisión poco frecuente y que deja a Samsung con un palmo de narices tras una decisión clara en contra de Apple y que podía hacer mucho daño a la empresa cofundador por Steve Jobs.

La última vez que se produjo uno de estos vetos presidenciales fue a cargo de Ronald Reagan en 1987, y el hecho de que se haya producido esta decisión de Barack Obama apoya a quienes defienden la influencia que sobre él tiene TechNet, un lobby tecnológico con cuyos representantes se ha reunido en más de una ocasión. También es conocido el interés en el presidente estadounidense en apostar por los sectores científicos, tecnológicos e industriales así como su apuesta por reforzar la conectividad en el país, la alta velocidad de Internet y todo lo que ayude a Silicon Valley, otrora polo de desarrollo tecnológico puntero mundial y hoy algo más de capa caída frente a la amenaza tecnológica oriental.

Otra lectura que se hace de este veto presidencial a una de las inapelables decisiones de la Comisión es que se ha escenificado la limitación de los podes de dicho organismo que Obama deseaba pon en práctica ya que también hay que recordar que dicha decisión se opone a la doctrina habitual de los tribunales federales que obliga a los duelos de las patentes a otorgar licencias “justas, razonables y no discriminatorias” a quienes las soliciten, con prevalencia a las prohibiciones como la de la Comisión.

Samsung se ha mostrado contrariada antes este veto presidencial al argumentar que Apple nunca quiso solicitar licencias para usar las patentes en controversia.

vINQulo

One News Page

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor