Obama pide el cese de la recopilación de datos telefónicos por la NSA

Empresas

La propuesta de que la Agencia de Seguidad Nacional estadounidense (NSA) ponga fin a su recopilación sistemática de datos quedaría así pendiente de su aprobación en el Congreso.

Parece que la propuesta del gobierno de Obama, entre las alternativas para reformar la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), de abolir el programa de recopilación de datos por completo saldrá adelante.

Según han revelado funcionarios de la Administración a The New York Times, el presidente ha consolidado la petición de que la NSA ponga fin a la recabación sistemática de datos sobre las llamadas telefónicas de los estadounidenses.

El registro quedaría a partir de ahora en manos de las compañías telefónicas, que no necesitarían conservar los datos más tiempo de lo que lo hacen normalmente. Por su parte, la NSA podría obtener registros específicos solo con el permiso de un juez, mediante el uso de un nuevo tipo de orden judicial.

Esta nueva orden judicial de vigilancia prevista por la Administración exigiría a las empresas de telefonía proporcionar rápidamente los registros en un formato de datos tecnológicamente compatible, incluída la puesta a disposición de manera continua de los datos sobre nuevas llamadas realizadas o recibidas después de la orden.

Hasta ahora, la NSA ha conservado los datos registrados de las llamadas telefónicas durante cinco años.

La propuesta de reforma de la Administración ha decidido pedir al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera que el programa deje, por lo menos, un ciclo de 90 días, aunque lo más seguro es que el plan que se desarrolla ahora sufra cambios más adelante, según las autoridades.

La propuesta se unirá al conjunto de proyectos de ley que se dirigirán al Congreso, donde deberá votarse entre las reformas que autorizan el programa actual con tan solo ajustes menores y las que plantean acabar de lleno con la recopilación de datos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor