Obtener un préstamo del Plan Avanza: Misión imposible

Empresas

NetMediaEurope ha podido constatar las trabas que ponen las entidades bancarias a quienes solicitan un crédito al 0% para comprar equipamiento informático.

Una de las medidas más atractivas para los ciudadanos de a pie incluidas dentro del Plan Avanza 2 del Ministerio de Industria es la posibilidad de obtener un préstamo durante 36 meses al 0% de interés para renovar su equipamiento informático y conectarse a banda ancha.
La medida, que facilita -en teoría- al individuo la compra del material necesario (ordenador, periféricos y unidades de conexión) adelantándole hasta 3.000 euros, estaba llamada a ser la principal dinamizadora de la popularización del uso de Internet de alta velocidad en España.
Sin embargo, NetMediaEurope ha podido constatar que obtener uno de estos créditos, llamados ‘Creditos Ciudadanía Digital’, es una tarea poco menos que imposible.
La página web del Ministerio de Industria que explica los requisitos para obtener uno de estos créditos deja la sensación de que son realmente fáciles de conseguir. Según en ella se explica, cualquier residente en territorio español que disponga de conexión Iinternet en banda ancha o que contraten una alta nueva en ese servicio puede beneficiarse de la compra de un ordenador al 0% de interés durante el plazo de amortización, gracias a un acuerdo con el Instituto de Crédito Oficial.
Para obtenerlo, tan sólo es necesario obtener en el punto de venta una factura proforma que detalle los importes del material adquirido -o que se quiere adquirir- y presentarla en alguna de las entidades bancarias que colaboran con el Plan Avanza 2, que se pueden consultar en este listado, antes de diciembre de 2010 (o hasta que se agoten los fondos, según la salvedad que queda por escrito en la web).
Según explica la web del Plan Avanza 2, estas entidades no deben cobrar nada a los ciudadanos por abrir y tramitar estos préstamos, ni tampoco poner ninguna traba en su concesión, sin embargo, NetMediaEurope ha podido constatar que no es así.
Acudimos a una oficina de una entidad colaboradora, concretamente Bankinter, en Madrid. La primera traba: “Es necesario ser cliente de Bankinter para que podamos tramitarle su préstamo del Plan Avanza”.


Explicamos al encargado que no es así, tal y como señala el Ministerio de Industria en su página web. La respuesta que obtenemos entonces es que las únicas opciones para poder tramitar el préstamo a través de esa entidad bancaria son la de abrirse una cuenta en la sucursal o, por el contrario, contratar un seguro de vida con ellos. Ante la negativa, buscamos otra entidad.
En BBVA no ponen demasiado problema para aceptar la solicitud del préstamo (quizá porque el redactor posee cuenta corriente en esta entidad bancaria).
Una vez comprobado que el impreso de solicitud está cumplimentado y que la factura proforma incluye todos los datos necesarios, nos aseguran que en una semana nos llamarán por teléfono para informarnos si nuestro préstamo ha sido concedido o no.
De eso hace ya más de dos meses -pues la gestión fue realizada el 15 de julio de 2009- y la entidad financiera “aún no ha podido pronunciarse sobre la viabilidad del crédito“, según la respuesta obtenida tras varias llamadas telefónicas realizadas en todo caso por el usuario, que en ningún momento recibió comunicación por parte del banco.
Estas dos situaciones -que dejan la petición del préstamo todavía por resolver- no deben ser excepción a la regla ni desconocidas por la Administración. Junto a la explicación de que las entidades bancarias no podían cobrar ningún tipo de comisión por la tramitación de los expedientes, en la web del Plan Avanza se incluía a principios de este verano -cuando iniciamos las gestiones- un enlace mediante el cual los ciudadanos podían informar al ministerio de las trabas injustificadas que se encontraran por parte de los bancos participantes en el programa a la hora de solicitar sus créditos.
Sin embargo, como se puede comprar ahora mismo en la web, este enlace ha desaparecido. ¿Saturación de quejas por parte de los ciudadanos? La realidad es que ahora mismo no hay dónde dirigir las quejas. De hecho, como pudimos comprobar durante la celebración del pasado SIMO Network, algunos ciudadanos incluso acudieron al stand de Red.es para protestar por la situación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor