Oculus decide empezar a controlar el destino de sus reservas del Oculus Rift DK2

ComponentesWorkspace

El éxito de las reservas del visor VR Oculus Rift DK2 es innegable, pero si hace unos días conocimos que Oculus había decidido cancelar las reservas a China, ahora vemos que este tipo de decisiones está empezando a afectar a todas las reservas internacionalmente.

¿El motivo? Pues que muchas de estas reservas no tienen como objetivo desarrolladores ni personas con un interés legítimo por la realidad virtual, sino que buscan sacar tajada. Sí, las Oculus Rift son un bien escaso, y aunque todavía aceptan reservas, se estima que las que se hagan ahora recibirán su visor en septiembre/octubre.

Esto ha provocado que, como en China, mucha gente esté reservando Oculus Rift Dk2 para su reventa directa en páginas de subasta como eBay. De hecho, hace poco aparecieron unas que pedían 5.000 dólares, en lugar de los 350 que cuestan, y finalmente debido a la polémica, Oculus ha decidido buscar al vendedor y cancelar su reserva.

Que alguien quiera revender las Oculus Rift personalmente no me parece un problema, y si alguien quiere pagar 5.000 dólares para ahorrarse un par de meses no me parece algo “amoral”, pero el problema está en aquellos que hacen multitud de reservas únicamente para reventa, lo que provoca que muchos que las van a usar directamente se queden sin ellas.

Oculus está persiguiendo la reventa de manera bastante agresiva ante la polémica, pero eso no va a evitar que se siga comerciando con ellas mientras haya escasez y siga sin ser un producto de consumo masivo. ¿Qué opináis, debe Oculus intentar controlar el “mercado negro” de sus visores o debería centrarse más en acelerar su desarrollo después de tanto tiempo y dejarse de tanto “hype” para que Facebook se hinche luego a beneficios?

vINQulos

Techcrunch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor