Office busca transformarse en centro de comunicaciones IP

OperadoresRedes

La última apuesta personal de Bill Gates es revolucionar con la entrada de Microsoft un nuevo segmento dominado hasta ahora por Cisco y Avaya.

Convertir el PC en un centro de comunicaciones. Esa es la idea que el CEO de Microsoft, Bill Gates, quiso lanzar al mercado hace un par de semanas cuando anunció toda una nueva serie de herramientas para utilizar el PC como si de un teléfono se tratase, según informó Silicon News.
Y es que tras entrar a competir ya hace meses con Skype, Yahoo y Google al presentar un servicio de llamadas por la Red mediante el conocido Messenger, el gigante de Redmond ha dado ahora a conocer Office Communication Server 2007, Office Communicator 2007, Live Meeting y Round Table. Se trata de suites de software enmarcadas en la denominación Unified Communications, que permiten al PC establecer conferencias de audio y vídeo, mensajería instantánea y efectuar llamadas de ordenador a ordenador, a teléfonos fijos y a terminales móviles.

Microsoft pretende así combinar servicios de voz, vídeo y datos; primero para el segmento empresarial y después pensando en el usuario particular, de forma que la compañía pasa a competir directamente con fabricantes que llevan ya tiempo definiendo el futuro del segmento de telefonía IP: Cisco Systems o Avaya.
 
Un último envite
De esta forma, ha tenido lugar el anuncio de algo tan previsible como relevante; previsible porque el gigante de Redmond lleva tiempo intentando unir los mundos del software ofimático con el de las comunicaciones; y relevante porque no sólo sitúa a la firma de Gates como competidor directo de Cisco, Avaya, Alcatel o Siemens, sino que implica a su vez la participación de cientos de compañías desarrolladoras y partners de Microsoft.
No es para menos. Un reciente informe de IDC indica que 14 millones de personas en todo el mundo trabajan en empresas que comercializan software relacionado con Microsoft, ya se trate de desarrolladores o proveedores de servicios. Y este ‘ecosistema’ en torno a Microsoft representa el 42 por ciento del total de facturación del mercado TI.
 

En concreto y con respecto a la estrategia Unified Communications, habrá cerca de 800 ISVs (vendedores de software independientes) que se asociarán con Microsoft, además de integradores de sistemas y proveedores de servicios. Pero Microsoft contará también con socios de hardware como Dell y otros de telecomunicaciones, entre los que se encuentran nombres como Nortel o Ericsson.
Y por mencionar a alguno de los partnes de software, baste con citar a SAP, que ya ha integrado Microsoft Office Communications Server en su elenco de soluciones Duet, facilitando a los usuarios el acceso a su conocido ERP a través de un cliente estándar de Microsoft Outlook.


Sea como fuere, éste es el envite final de Bill Gates, al tratarse de la última presentación de un producto realizada en público por el fundador de Microsoft antes de abandonar la gestión de la compañía para dedicarse de pleno a sus labores filantrópicas, a partir de junio del año que viene.Eso sí, la firma de Redmond ha dejado bien claro que no entrará a competir con las operadoras, ya que para implementar esta nueva ola de comunicaciones digitales es necesario disponer de una red de datos para establecer las conexiones telefónicas o de vídeo, con la excepción de llamadas de PC a PC entre los usuarios de una misma red corporativa.
Las nuevas soluciones de Microsoft, diseñadas para permitir a las empresas conectar con sus empleados a través de Internet y no mediante los sistemas telefónicos convencionales -PBX y TDM- irán primero destinadas al segmento de profesionales móviles.
Pero Microsoft no pretende transformar las comunicaciones de la noche a la mañana. Sabe que llevará su tiempo, dado que el fundador de Microsoft ha comparado este cambio con el salto informático de los primeros ‘mainframes’ a los actuales PC’s, o el de la máquina de escribir a los programas de procesamiento de textos.
El principal atractivo para adoptar comunicaciones IP pasa por el ahorro de costes. Así, durante su presentación Gates citó un informe de Forrester que pronostica un retorno de la inversión del 500 por ciento al utilizar sistemas de comunicación basados en software, debido a que la infraestructura Internet ya está desplegada. Las compañías tan sólo deben contar con servidores y PC’s estándares y la aplicación apropiada, sin olvidar los terminales telefónicos adaptados.
Los pros y los contras del novato
Por tanto, lo primero será familiarizar al usuario con un nuevo interfaz gráfico, y esto es precisamente lo que Cisco y Avaya llevan tiempo haciendo. Según IDC, el mercado de aplicaciones empresariales de VoIP generará un volumen de negocio de 2.250 millones de dólares en cuatro años, con un incremento medio anual superior al 60 por ciento.
En este sentido, Microsoft no tendrá tan fácil competir frente a estos actores. Y es que el negocio de comunicaciones unificadas de Cisco creció más del 30 por ciento durante su último ejercicio. No obstante, frente a su escasa experiencia en el mercado VoIP, Microsoft cuenta con una importante ventaja: su sistema operativo y software ofimático está instalado en el 95 por ciento de todos los PCs del mundo.
Por tanto, habrá que esperar para comprobar si Windows y Office se convierten en la interfaz predilecta para comunicar a los negocios y los usuarios particulares mediante la voz basada en Internet, aunque primero SIP -la tecnología que permite adaptar la voz a IP- deberá progresar para poder ofrecer todas las funciones que las actuales centralitas telefónicas ponen al alcance del usuario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor