OLPC provoca sentimientos enfrentados

Sistemas OperativosWorkspace

Mientras Brasil apoya el proyecto del PC de 100 dólares, Tailandia se echa atrás porque dice no ver la utilidad de la máquina XO como herramienta educativa.

La OLPC anunció recientemente que había recibido el apoyo de Brasil, cuyo gobierno ha pedido 50 unidades de prueba de máquinas XO para ver si merece la pena invertir en esta herramienta para los colegios y las zonas que tienen limitado el acceso a la tecnología. No obstante, la producción aún no se ha puesto en marcha, porque la organización espera tener un pedido considerable de estas máquinas para empezar a fabricarlas.

A pesar de progresos de este tipo, Tailandia anunció esta semana que no está ya interesada en el proyecto OLPC. Según una noticia aparecida en ese país, la impresión general de la XO es que es más un juguete que una herramienta útil de aprendizaje. Sin embargo, Tailandia no está rechazando del todo el concepto de OLPC, sino las máquinas XO en concreto. El gobierno ha dejado claro que planea seguir un criterio propio para desarrollar un ordenador para los niños.

Más información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor