¿Es el olvido del iPhone 4G una estrategia publicitaria o de despiste de Apple?

4GAlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasMovilidad

El secretismo habitual con el que la firma de la manzana  envuelve el lanzamiento de todos sus productos lleva a pensar si el encuentro del teléfono habría sido provocado.

Un ingeniero con unas cervezas de más y un olvido que podría costarle no sólo su trabajo, sino millones de dólares a una empresa que usa la incertidumbre, la expectación y la imagen como arma para vender sus productos. Podría parecer el guión de una película, pero es la última hora sobre el iPhone 4G, filtrado y despiezado por Gizmodo dos o tres meses antes de su puesta de largo.
La persona que encontró el teléfono en el suelo de aquel bar llamó a Gizmodo se lo vendió al blog estadounidense por 5.000 dólares, pero hay algo que chirría en toda esta historia. En los últimos años la casa de Cupertino ha mantenido un absoluto secretismo y férreo control sobre sus nuevos lanzamientos, sólo dándose algunas filtraciones días antes de los lanzamientos oficiales ¿De repente es posible que ocurra un error humano tan tonto meses antes? ¿O hay algo más?
¿Se trata quizás de una estrategia premeditada de Apple? ¿Podría haber planeado la compañía de Steve Jobs “ceder” un prototipo para acrecentar el aura de misterio de la nueva versión del iPhone o para despistar sobre sus funcionalidades? Las especulaciones han surgido en varios rincones de la blogosfera.
Gizmodo señalaba además que había recibido una carta proveniente de Buce Sewell, vicepresidente senior de Apple y asesor general, solicitando que el teléfono fuera devuelto. “Ha llegado a nuestro conocimiento que Gizmodo está en posesión de un dispositivo que pertenece a Apple. Solicitamos su devolución”, decía el escrito. Hasta la fecha no se conoce que los de Cupertino hayan hecho una petición parecida, claro que, hasta ahora nadie había dejado olvidado un producto estrella de la manzana antes de presentarlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor