Ono convence a sus acreedores y aplaza el vencimiento de deuda a 2013

EmpresasOperadoresRedes

Los accionistas de referencia han aceptado participar en una inyección de 200 millones de euros.

Buenas noticias para Ono: la cablera ha convencido a sus principales acreedores para aplazar a 2013 el vencimiento del grueso de su deuda. La compañía presentó en enero su plan de refinanciación y ha conseguido que las entidades que representan el 80% del préstamo sindicado acepten sus condiciones.
En total, la cablera ha conseguido aplazar a 2013 el pago de 3.500 millones de euros, al tiempo que sus acreedores le han permitido la modificación de las condiciones de préstamo.
La compañía quería, como explicaba en enero, que el pago diferido de la deuda le permitiese mantener liquidez para afrontar sus planes de negocio. “El éxito del plan de refinanciación demuestra el apoyo de los mercados financieros y su confianza en el modelo de negocio en el que estamos trabajando”, ha asegurado el presidente de Ono, José María Castellano.
Además, Ono ha convencido a sus principales accionistas para aportar más liquidez a la firma. Los accionistas de referencia han participado en una aportación de 200 millones de euros, 125 inmediatos y 75 comprometidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor