ONO casi logra beneficios tras la compra de Auna

Empresas

El año pasado redujo sus pérdidas en un 91% con respecto al ejercicio
anterior y espera cuadrar en positivo a partir de 2007.

ONO espera que 2007 sea el año en el que por
fin sus cuentas de resultados obtengan beneficios tras varios ejercicios con
pérdidas. La tendencia es positiva, sobre todo tras la adquisición de Auna y su
posición de liderazgo en el mercado de la televisión por cable integrada con
otros servicios como telefonía fija e Internet.

El año pasado el operador de telecomunicaciones logró reducir sus pérdidas un
91% con respecto a 2005, quedando en 39 millones de euros. Según el presidente
de la compañía, Eugenio Galdón, los números en positivo llegarán en el presente
ejercicio.

“Nuestra previsión para 2007 es alcanzar un resultado positivo para el
conjunto del año y lo lograremos con un crecimiento cero de los costes pero sin
reducir las inversiones de las compañías, que ascienden a unos 400 millones de
euros al año”, señaló Galdón.

El resultado bruto de explotación EBITDA subió el año pasado un 21,8% a 558
millones de euros gracias en parte a la integración del negocio de telefonía
fija y cable de Auna. Los ingresos, por el contrario, bajaron un 5% a 1.633
millones de euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor