ONO sube un 10,6% su beneficio neto y rompe sus propias previsiones

EmpresasOperadoresRedes

“ONO ha cumplido las previsiones establecidas para 2008”, apunta el director financiero, Jonathan Cumming.

ONO rompe sus propias previsiones económicas: la operadora de comunicación ha cerrado 2008 con un incremento del 10,6% en su ganancia operativa, que llega a los 703 millones de euros.
La teleco consigue así superar sus propias previsiones de comienzo de año, cuando manejaba una horquilla de beneficios de entre 650 y 680 millones de euros en línea con los 636 millones de euros con los cerró 2007.
“ONO ha cumplido las previsiones establecidas para 2008”, apunta el director financiero, Jonathan Cumming. “Hemos sido capaces de afianzar nuestros resultados y gestionar la satisfacción de nuestros clientes”, añade al tiempo que recuerda que han creado un negocio “más rentable”.
La compañía ha conseguido estos buenos resultados gracias a una gestión eficiente en tiempos de crisis, según apunta en un comunicado a los medios. De hecho, en 2008 la firma ha cerrado con unos ingresos totales un 0,8% menores que en 2007 (1.603 millones de euros frente a 1.616 de 2007), aunque esto no ha perjudicado su balance corporativo final.
Además, y como apuntan desde la entidad, los ingresos de 2008 se resienten de la caída de los ingresos por acceso indirecto. ONO ha abandonado este segmento “por considerarlo no estratégico tras la adquisición de Auna TLC”.
Al tiempo que los beneficios crecían, la operadora ha reducido sus pérdidas netas de forma brutal: un 87,1% (de 201 millones de euros en 2007 a 26 en el FY08).
Estos buenos resultados se consiguieron, aún así, a pesar de una caída en el número de clientes totales, que bajaron “ligeramente” y por causa del contexto económico, como explica la operadora.
Previsión 2009
ONO asegura estar muy bien preparada para el futuro, gracias a las medidas puestas en marcha durante 2008, como fue la renegociación de la financiación bancaria y el ERE que redujo su plantilla en casi mil empleados.
Cumming apunta a un “modelo sólido y capaz de adaptarse al entorno económico exterior en el que opera”.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor