OpenSocial, un pulso ‘de diseño’ entre Google y Facebook

Empresas

Aunque Google pretende estandarizar la programación para redes sociales, OpenSocial también se vislumbra como un envite directo a Facebook.

Como ya informaba SiliconNews el pasado 25 de marzo, Google, Yahoo! y MySpace han anunciado la creación de OpenSocial Foundation, una fundación sin ánimo de lucro diseñada para dar soporte a OpenSocial.
OpenSocial es una iniciativa de Google puesta en marcha en octubre, que consiste en promover una especificación de programación universal que permita a los desarrolladores diseñar aplicaciones para los sitios web enmarcados en la categoría de redes sociales.
Aunque ya se han presentado las primeras aplicaciones para desarrolladores -OpenSocial API y Social Graph API-, la aparición de OpenSocial Foundation es un intento por aportar mayor legitimidad al proyecto de programar en base a estos estándares.
Para ello, la organización requiere todo el apoyo de las redes sociales que pueda conseguir. Además de sus fundadores (Google, Yahoo y MySpace), se espera que se sumen a la iniciativa sitios como Orkut, Hi5, Friendster, Linkedln, Plaxo o Bebo; la mayoría de los cuales ya utilizan las API de Google.
Tanto OpenSocial API como Social Graph API constituyen una plataforma de programación basada en Java y HTML. Y al situar su control bajo la comunidad OpenSocial, Google pretende que sean sus miembros los que decidan su evolución de futuro.

Apertura versus control

La clave de esta iniciativa radica en que si OpenSocial se convierte en un estándar de facto, los programadores de aplicaciones para redes sociales no tendrían que reescribir su aplicación para poder integrarla en un nuevo sitio web.
Así por ejemplo, una aplicación que permita compartir fotos o películas y que haya sido creada para Orkut (la red social de Google) sobre la plataforma OpenSocial apenas requeriría escribir nuevo código para integrarse también en MySpace, Friendster o Plaxo.

Con el fin de atraer adeptos, Google ha querido dejar claro que OpenSocial Foundation será una entidad independiente con su propia política -que conoceremos en julio-, y cuyas especificaciones estarán disponibles para los miembros bajo la licencia Creative Commons, que libera parcialmente la tecnología.

Aunque este proyecto ya cuenta con destacados apoyos, hay una ausencia clave. Se trata de Facebook, la segunda red social más importante por número de usuarios en Estados Unidos durante el pasado año, sólo por detrás de MySpace. De hecho, muchos analistas vislumbran OpenSocial como un intento de Google por tratar de competir a la desesperada con la plataforma de programación propietaria presentada por Facebook hace ahora un año.

 
La ‘liga Facebook’

Conocida como Facebook Platform, esta plataforma está abierta a programadores y terceras compañías, pero únicamente aquéllas que deseen construir aplicaciones destinadas a los usuarios de las páginas de Facebook.
Poco después le siguieron otras redes sociales, que también han creado sus propias plataformas de programación exclusivas para su abanico de sitios web antes de la llegada de OpenSocial.
Así, aunque el movimiento de Google se entiende como un intento por estandarizar la programación de aplicaciones compatibles con múltiples redes sociales, también se vislumbra como un envite directo a Facebook.

Y es que tan solo un mes después del lanzamiento de Facebook Platform -que no se basa en Java-, 40.000 desarrolladores habían solicitado sumarse a esta plataforma y se habían creado 1.500 aplicaciones, algunas de ellas superando los 800.000 usuarios.

Casi un año después, Facebook estima que ya hay cerca de 300.000 programadores creando aplicaciones sobre su plataforma, cifra que podría continuar aumentando dada su intención de “abrir la plataforma lentamente para ceder mayor control a los desarrolladores”, según el propio CEO de la firma, Mark Zuckerberg.

 
Conflicto patente

No hay duda de que la idea de establecer un estándar de programación web para redes sociales facilitaría el trabajo de los desarrolladores de aplicaciones. Sin embargo, la ausencia de Facebook establece un conflicto entre la tecnología de facto y la que pretende convertirse en universal.
Para complicar aún más la situación, Facebook ha firmado un acuerdo individual con Microsoft para facilitar la portabilidad de la libreta de direcciones de correo de Outlook a los usuarios que lo utilicen.
Basado en las API Windows Live Contacts, esta aproximación permitirá, por ejemplo, conectar online a los usuarios de dos redes sociales distintas que hayan adoptado las API de Microsoft.
Mientras tanto, la firma de Bill Gates se encuentra en plena pugna por hacerse con la propiedad de Yahoo!, uno de los impulsores de la nueva OpenSocial Foundation, y MySpace ha terminado el diseño de su propia plataforma de programación.
Nuevas aplicaciones significa nuevos usuarios para las redes sociales, y por tanto mayor atracción publicitaria; una dinámica en la que controlar la plataforma de desarrollo -ya sea Google, Microsoft, MySpace o Facebook-, supone una clara ventaja competitiva.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor