OpenStack amplía sus usuarios con empresas medianas y asiáticas

Open SourceSoftware
0 0 No hay comentarios

OpenStack ha celebrado su cumpre la semana pasada en Barcelona, del 24 al 26 de octubre,

OpenStack, el proveedor de software abierto para la creación de nubes públicas y privadas, ha conseguido ampliar en los últimos meses su base de usuarios con empresas de tamaño mediano y especialmente con grandes compañías asiáticas, al tiempo que también ha crecido la lista de desarrolladores y grandes empresas que soportan su actividad, según se puso de manifiesto en la cumbre celebrada la semana pasada en Barcelona, del 24 al 26 de octubre, y que reunió casi 6.000 personas de 50 países, entre usuarios y desarrolladores. En la actualidad, hay más desarrolladores asiáticos que estadounidenses que utilizan OpenStack, según puso de relieve Mark Collier, gerente de OpenStack Foundation (en inglés COO, Chief Operating Officer).

El Big Data empresarial y la investigación científica continúan siendo los usos del software de OpenStack más extendidos, porque ambos manejan una inmensa cantidad de datos alojados en multitud de nubes informáticas públicas y privadas. Sin embargo, la utilización de OpenStack para el sector de telecomunicaciones y virtualización de redes es el que más crece, debido sobre todo al fuerte compromiso de Huawei y de operadores como China Mobile, Deutsche Telekom, ATT, Verizon o NTT. Otro sector en auge es la difusión de contenidos audiovisuales; sólo la entrada del operador británico Sky en OpenStack justifica este crecimiento.

Estos usos principales explican que los usuarios de OpenStack sean compañías de tamaño muy grande, que es la principal crítica que se le ha achacado tradicionalmente a OpenStack Foundation. Pese a ello, cada vez hay más interés por parte de las empresas medianas en participar en OpenStack. En la actualidad, el 14% de los usuarios de OpenStack son empresas medianas, entre 500 y 999 empleados, y el 21% entre 1.000 y 1.999 empleados. El 65% restante se divide casi a partes iguales entre las compañías con 2.000 a 4.999, 5.000 a 9.999 y más de 10.000 empleados, según explicó en la cumbre de Barcelona Mark Collier.

Las bases de datos también tienen ahora más núcleos, una tendencia que irá a más. La media de núcleos ronda en estos momentos el millar, dijo Collier, aunque un tercio del total tiene entre 1.000 y 9.999 núcleos y otro tercio entre 10.000 y 100.000 núcleos. Para Jonathan Bryce, director ejecutivo de OpenStack Foundation, está claro que “el futuro es multi-cloud”, con profusión de nubes híbridas, tanto públicas como privadas, así como la adopción de contenedores, triplicándose cada año.

Otro de los requerimientos básicos que subrayó Bryce es la completa interoperabilidad entre distintas bases de datos y proveedores. Y para reforzar el compromiso de OpenStack con la interoperabilidad se realizó una demostración del funcionamiento conjunto de 16 proveedores distintos y la portabilidad de las mismas herramientas y aplicaciones. Entre los proveedores estaban los ampliamente conocidos IBM, HPE, Huawei, Suse o Red Hat.

El éxito de OpenStak se basa en que “construye software de una forma que soluciona problemas”, auguró Collier, y en “su diseño diferente a la hora de desarrollarlo”. Los cuatro pilares básicos del funcionamiento de OpenStack son el código, la comunidad, el desarrollo y el diseño totalmente abiertos. En la red de la fundación trabajan cincuenta personas que pertenecen a veinte organizaciones y de quince países.

La orientación de la plataforma abierta de OpenStark es hacia el negocio y dirigida hacia la industria. Como recalcó Collier, está centrada en el usuario, con el soporte de nubes industriales de todo tipo (enfocadas a los servicios, altamente distribuidas, de gran tamaño, interoperables y con gestión unificada) y con orientación completamente global y hacia la innovación.

Según la consultora 451 Research, la utilización por parte de usuarios de servicios gestionados por instituciones como OpenStack frente a ofertas comerciales de nubes privadas como las proporcionadas por Microsoft o VMware se justifica por su menor coste, pero siempre que el volumen de trabajo sea elevado.

La consultora calcula que si la eficiencia del trabajo supera las 400 máquinas virtuales gestionadas por cada ingeniero, la utilización de OpenStack es financieramente atractiva. Sin embargo, la consultora reconoce que hay que considerar otros muchos aspectos aparte de los salarios y el coste y evaluar todos los riesgos, como estar atado a un proveedor o colocar datos sensibles en nubes públicas.

En los últimos meses, se ha desacelerado el ritmo de crecimiento de la facturación de OpenStack, en parte por la proliferación de oferta competitiva en precio y prestaciones. Un estudio de 451 Research revela sin embargo que la facturación de OpenStack crecerá el 35% anual en los próximos cinco años y superará los 5.000 millones de dólares.

Este año, la consultora calcula que OpenStack facturará 1.825 millones de dólares, frente a los 1.270 millones de 2015, para alcanzar los 3.522 millones en 2018 y los 5.748 millones en 2020. Esta facturación, aunque elevada, es comparativamente baja frente a los líderes del mercado como AWS o VMware.

El viraje hacia Asia, desde su génesis y desarrollo inicial en Estados Unidos y concretamente en Tejas, es imparable. Prueba de ello es que hace años que celebra dos cumbres anuales, una en Estados Unidos y otra en Asia-Pacífico. En 2014, de todas formas, celebró en París su primera cumbre en Europa y ahora acaba de celebrar otra en Barcelona, señal de que el mayor crecimiento está en el mercado asiático y el mercado estadounidense es fundamental, pero el europeo tampoco es desdeñable. En Europa hay cada vez más nubes públicas en los cinco principales países, pese a que ninguna en España.

En la cumbre de OpenStack de Barcelona había varias empresas españolas, las más significativas de las cuales eran Banco Santander, BBVA y Telefónica. El compromiso de banco Santander con OpenStack como usuario es elevado y una señal es que intervino en una de las primeras presentaciones del primer día. Banco Santander tiene 16,6 millones de clientes digitales, procesó 122.673 millones de transacciones en 2015 (17 millones de las cuales en transferencias y pagos) y 45.522 millones de transacciones de Internet.

Banco Santander cuenta con centros de datos corporativos en España, Gran Bretaña, Brasil y Mexico en una plataforma integrada y operativa que asegura el funcionamiento del grupo a la hora que aporta valor añadido. “La tecnología es básica para crear nuevos modelos de negocio y reducir el coste”, en un entorno tan competitivo como el bancario, dijo Luis Enríquez, responsable de arquitectura del Grupo Santader. Y OpenStack sirve de impulso tecnológico para comprender la tecnología de la nube, desarrollar autoservicios a medida y migrar cargas de trabajo específicas. Banco Santander maneja 1,8 petabytes de datos en entornos Big Data y obtuvo una de las primeras certificaciones de OpenStack. Inicialmente, de todas formas, no utilizó Sahara debido a problemas de integración y alertó de la necesidad de hacer un gran trabajo de ingeniería previo para tener éxito.

Deutsche Telekom considera que OpenStack es clave para crear un estándar de la nube en código abierto, tanto a la hora de establecer estándares como eliminar barreras o facilitar la innovación y aseguró confía en OpenStack en múltiples áreas, sean productos, el núcleo de su red de telecomunicaciones o el desarrollo interno de aplicaciones. Por eso hace una contribución estable. En opinión de Jörn Kellermann, se combina una oferta única de nube pública con una nube de Telekom abierta y se proporciona beneficios para todos.

La utilización de entonos como el que proporciona OpenStack también es fundamental para el desarrollo científico, señaló Tim Bell, del CERN. En trabajos de astrofísica o biología molecular, la utilización de múltiples nubes públicas y privadas es fundamental, porque de otro modo no sería posible manejar la ingente cantidad de datos actual. En junio y julio de este año, el CERN grabó más de 0,5 petabytes diarios y tiene almacenados del orden de 160 petabytes. Para 2023, la previsión es que la capacidad de computación aumente sesenta veces pero con el mismo presupuesto de personal y servidores que el actual.

En la actualidad, el desarrollo científico maneja del orden de un petabyte de datos diario y 1,3 zettabytes de datos intermedio. OpenStack sostiene que su plataforma permite manejar datos y aplicaciones de forma accesible, flexible y segura y hacer la investigación más sencilla a la hora de compartir, al tiempo que fomenta la innovación. “OpenStack es una plataforma versátil y fiable para un trabajo que preocupa”, concluyó Mark Collier.