Las operadoras de telefonía, bajo sospecha

Empresas

Algunas consideran aumentar el coste de sus servicios a partir de determinados umbrales de consumo.

La polémica sobre el posible corte del servicio de internet móvil a usuarios que no hicieran un “consumo responsable” sigue dando de que hablar, y en esta ocasión lo hace desde el otro lado del Atlántico. Según informa Bloomberg, ahora son los gigantes de la telefonía estadounidense Verizon y AT&T los que podrían estar considerando un aumento de sus tarifas ante el temor de una “saturación de la red”. Algunos clientes han empezado ya a recibir alertas poco antes de alcanzar sus límites de consumo mensual, en las que sel es advierte de un incremento del coste de servicio una vez superado el umbral.
La Comisión Federal de Comunicaciones tomará cartas en el asunto mañana, con la intención de porponer algunas medidas que se discutirán durante los próximos meses. En palabras de Julius Genachowski, consejero de la Comisión, “este problema está adquiriendo magnitudes importantes, y es el momento de intervenir”.
Según un informe del organismo regulador de las comunicaciones en Estados Unidos, 30 millones de usuarios, uno de cada seis, se han mostrado sorprendidos por el importe de sus facturas en algún momento. No es de extrañar teniendo en cuenta que Verizon está siendo investigada por las autoridades por haber sobrecargado las facturas de 15 millones de clientes a través de servicios de datos.
Entre las medidas que previsiblemente serán propuestas por las autoridades se encontraría un servicio más accesible de control del gasto para los usuarios y la especificación de los servicios utilizados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor