Oracle se centra ahora en los accionistas de Bea

CloudEmpresas

Una vez concluido el plazo para que la dirección se pronunciase sobre la oferta, el gigante del software pretende que los pequeños propietarios se rebelen.

La semana pasada Oracle presionaba a Bea Systems para que contestara, aceptando o rechazando su oferta de 17 dólares por acción, en su insistente intento de hacerse con la compañía. Ayer expiró la fecha tope que Oracle concedió a Bea para dar respuesta y ahora, según publica The Wall Street Journal, la gran compañía de software ha decidido cambiar de táctica y dirigirse a los accionistas de Bea para que, si no están de acuerdo con la decisión, se enfrenten a la directiva.
De este modo, el gigante de software pretende crear un conflicto interno. Esta estrategia ya comenzó el pasado viernes, cuando el principal inversor de Bea, Carl Icahn, se dirigió a la parte de los accionistas que están a favor de la venta para que protestaran y presionaran a los directivos para que acepten su oferta.
Bea ya ha manifestado varias veces su disposición a negociar el precio, ya que, según ellos, si Oracle está realmente interesada debería ofrecerles un “precio razonable”. Pero por su lado, Oracle considera que la oferta lanzada de 17 euros por acción es suficiente, y considera desorbitada la oferta lanzada por Bea de 21 euros acción.
La compañía estadounidense de software pretendía comprar Bea para así poder servir mejor a sus clientes ‘middleware’, pero, por el momento, se adivina un largo proceso que Oracle, según su presidente Charles Phillips, no pretendía.
Fuente original.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor