Oracle Database Appliance: comprar, enchufar y listo

Workspace

La nueva solución empresarial de Oracle para bases de datos ofrece software y hardware integrados en un único paquete de alta disponibilidad, especialmente creado para las medianas empresas

*Contenido proporcionado por Oracle

Las complicaciones de instalación y uso en las bases de datos se van a acabar. Al menos con Oracle. Y es que su nueva solución para sistemas departamentales y PyMEs, Oracle Database Appliance, combina software, servidores, almacenamiento y redes en un único paquete sin necesidad de montaje, proporcionando servicios de alta disponibilidad para una amplia gama de cargas de trabajo: desde procesamientos de transacciones en línea hasta aplicaciones de almacenamiento de datos.

Fácil de implementar, mantener y reparar

Por su parte, el software Appliance Manager, que también viene de serie, automatiza con un único botón todo el stack. Esto es, las tareas manuales tradicionalmente asociadas a la instalación, gestión y soporte de los entornos, lo que significa que ya no se requieren conocimientos avanzados para mantener en funcionamiento un cluster de servidores. También implica que se reducen significativamente los riesgos, el coste de las soluciones y los tiempos de implementación.

De hecho, con Oracle Database Appliance un único administrador será capaz de montar una plataforma de alta disponibilidad en sólo dos horas y cualquier eventualidad en software o hardware puede solventarse en cuestión de segundos sin que el tiempo de respuesta al usuario se resienta.

Para poner en marcha el sistema basta con desempaquetarlo, enchufar los cables de red y alimentación, bautizarlo y crear una base de datos en cluster de alta disponibilidad a través del Appliance Manager. Este mismo programa será el que después mantendrá actualizado el patching del sistema operativo, el firmware, el clusterware, el gestor de almacenamiento y la base de datos. ¿Cómo? Ofreciendo alertas sobre rendimiento y disponibilidad, y configurando las unidades secundarias cuando otra se estropea.

Como los discos pueden sustituirse sin tareas de administración, el sistema dejará fuera de la red aquellos dispositivos con síntomas problemáticos y reconstruirá la redundancia. Al mismo tiempo, la funcionalidad Automated Service Request es capaz de generar solicitudes mediante conexión telefónica para la sustitución de ciertos componentes como fuentes de alimentación o ventiladores. Y las solicitudes de soporte se agilizan automáticamente con la compilación de historial y registros.

Decisiones del estilo “¿cómo debería procesar el trabajo?” se optimizan gracias a que en Oracle Database Appliance hardware y software se benefician de lo que cada uno sabe del otro. Por ejemplo, al darse cuenta de que el entorno operativo se encuentra en nivel de patch, el sistema puede ajustar decisiones de instalación y configuración tales como enviar de forma proactiva parches ya utilizados por otros clientes o aplicar actualizaciones tan pronto estén disponibles sin esperar a certificaciones adicionales de los diferentes proveedores.

Asequible, rentable y escalable

Se trata, por lo tanto, de un sistema de bases de datos que se entrega listo para usar. Pero también es una solución por la que se paga en función de las circunstancias puntuales. Los proveedores de TI pueden decidir desplegar parte del paquete suministrado y, en el futuro, aumentar su capacidad mediante un programa de licencias de software parcial. Y todo sin necesidad de modernizar el hardware.

De este modo es posible empezar desplegando únicamente dos núcleos y distribuirlos en ambos servidores para favorecer la redundancia… y pagar sólo por esos dos núcleos. A medida que las necesidades van in crescendo, se puede aumentar también el número de cores en funcionamiento utilizando para ello un modelo de subcapacidad.

Otra prueba de la asequibilidad de Oracle Database Appliance y una de las grandes ventajas de que todos los componentes sean proporcionados por Oracle, es el ahorro en tiempo dedicado a búsqueda de componentes y software compatibles, investigación sobre mejores prácticas y realización de pedidos a diferentes suministradores.

Por último, al poder alojar varias bases de datos pequeñas en una única plataforma de almacenamiento en cluster compartido, se maximiza la eficacia operativa en términos de copias de seguridad, patching y actualizaciones, ya que hay que gestionar un sólo equipo en lugar de varios sistemas y directorios de bases de datos individuales. Es decir, Oracle Database Appliance sale rentable en las tres fases del ciclo de vida del producto: despliegue, solicitud y soporte. Y, en definitiva, se antoja perfecto para aquellos clientes que persigan la sencillez a la hora de desplegar una solución de bases de datos de alta disponibilidad.

Sistema de licencias

Otra de las novedades del appliance es que ofrece un sistema de pago de licencias que crece en función del uso, desde un mínimo de dos hasta un máximo de veinticuatro procesadores. Esto quiere decir que los clientes sólo deben adquirir bajo licencia los núcleos que planeen utilizar y, con el paso del tiempo, pueden aumentar su cartera para adaptarla a las necesidades de cada momento.

Alta Tecnología

Oracle Database Appliance está diseñado con tecnología exclusiva de la compañía. Así, en el terreno del hardware presenta un único Sun Fire X4370 M2 de cuatro unidades rack de altura con dos nodos de servidor y veinticuatro slots para discos SAS/SSD de 3,5 pulgadas. Lo que supone un total de 4 TB de almacenamiento neto (12 TB bruto), 292 GB para procesamiento de los redo logs y triple duplicación para proteger la base de datos en caso de error.

Ambos nodos se unen a través de una interconexión interna redundante a 1 GbE. Cada uno de ellos cuenta con sendos sockets para CPUs hexa-cores Intel Xeon 5675, ofreciendo hasta doce núcleos de procesador activados según demanda y 192 GB de memoria; mientras que cada servidor proporciona una conectividad Ethernet de 1 y 10 Gb con la que se asegura su compatibilidad con cualquier centro de datos, independientemente de la tecnología de red utilizada.

Pero eso no es todo. Junto a la triple duplicación, los nodos redundantes y la conectividad de 1 GbE, el sistema garantiza su resistencia con unidades de alimentación, refrigeración y dos chips de búfer que al conectarse individualmente a cada servidor eliminan puntos únicos de fallo. Y el cableado se encuentra por completo en el interior de la máquina, evitando accidentes por tirón accidental.

¿El pegamento de toda esta combinación? La última versión de Oracle Database 11g Enterprise Edition: 11.2.0.2. Lleva Oracle Linux 5.5 preinstalado, Oracle Grid Infrastructure 11.2.0.2, Oracle Enterprise Manager Database Control y Oracle Automatic Service Request. Además, los clientes pueden elegir entre Oracle Real Application Cluster (Oracle RAC) o bien Oracle RAC One Node para configuraciones activo-activo o activo-pasivo, respectivamente, y complementar así la redundancia integrada en los componentes de hardware.

* Más información sobre Oracle Database Appliance en los whitepapers que tenemos en nuestro Centro de Recursos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor