Oracle deja de desarrollar software para Itanium

CloudDatacenterServidores
0 0 2 comentarios

Después de que grandes firmas como Microsoft o Red Hat anunciaran que dejarían de dar soporte a la arquitectura Itanium de Intel, Oracle hace lo propio, con lo que se confirma su lenta pero inexorable desaparición del mercado.

La arquitectura Itanium de Intel parece tener los días contados, al menos en lo que a soporte de aplicaciones se refiere. Microsoft y Red Hat ya anunciaron que abandonaban el desarrollo de software para la plataforma de servidores de gama alta y misión crítica liderada por Intel y ahora le toca el turno a Oracle, quien asegura que “los responsables de Intel han dejado claro que el foco de su estrategia estará en la arquitectura de microprocesadores x86, por lo que Itanium está cerca del final de su ciclo de vida”.

Sin embargo, esta iniciativa se contrapone a la estrategia que está manteniendo aún HP, uno de los máximos valedores a nivel de hardware de Itanium, que presentó una nueva configuración de sus servidores de misión crítica Integrity NonStop BladeSystem ayer mismo.

Intel Itanium cuenta con menos apoyo tras los anuncios de Microsoft, Red Hat y ahora Oracle
Intel Itanium cuenta con menos apoyo tras los anuncios de Microsoft, Red Hat y ahora Oracle

Por su parte, Intel no contempla por el momento dejar de desarrollar los procesadores Itanium, sino todo lo contrario. Su hoja de ruta muestra una nueva microarquitectura para la siguiente generación, a la que ha denominado con nombre en clave ‘Poulson’. Llegará con diseños a partir de 8 núcleos y duplicará el rendimiento de la actual generación, tal y como asegura el mayor fabricante de semiconductores.

El problema con el que se ha encontrado Itanium es que los últimos diseños no han tenido los resultados esperados por Intel. Diversos retrasos en el lanzamiento de ‘Tukwila’ han supuesto que su hermana menor, la arquitectura x86, haya conseguido niveles de rendimiento y fiabilidad similares a los que ofrece Itanium, pero además con unos costes más reducidos.

Además, hay que tener en cuenta que los desarrolladores de software deben diseñar distintas versiones de los sistemas operativos o aplicaciones, lo que doblega sus esfuerzos para llegar al mercado.

Por último, otro de los factores que entran en juego en esta ocasión es la apuesta de Oracle por la arquitectura SPARC, proveniente de la adquisición de Sun Microsystems. Ciertamente, SPARC e Itanium, junto al mainframe de IBM, han competido frontalmente en el segmento de servidores de misión crítica, por lo que no tendría mucho sentido que Oracle siguiera desarrollando software para una plataforma que ahora es competencia directa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor