Oracle, Sun y unos prematrimoniales muy largos

ColaboraciónSoftware

“La forma de Oracle va ir evolucionando y eso es lo que demandan los tiempos”, explica el director senior de bases de datos de Oracle para Europa Occidental, Javier Cabrerizo. Vídeo.

El director senior de bases de datos de Oracle para Europa Occidental, Javier Cabrerizo, es muy correcto a la hora de abordar cualquier cuestión sobre la fusión con Sun y los problemas y dolores de cabeza que está generando a su compañía la posición crítica (o muy crítica, según se mire) de Europa.

“La Unión Europea sigue un procedimiento muy claro“, explica ante las cámaras de Silicon News, “y es que hace preguntas muy legítimas que tiene que contestar Oracle”. “Oracle ha respondido”, recuerda, “ahora estamos a la espera de la reacción de la Unión Europea”.

Europa es quien tiene la clave; las autoridades del Viejo Continente serán las que pongan fecha para pronunciarse sobre el acuerdo (Cabrerizo asevera que Oracle poco más puede decir sobre ese tema) dejando a las dos firmas en un stand-by. Estados Unidos ya se ha pronunciado a favor de este matrimonio.

“Distintas partes del mundo tienen distintas visiones del mundo de la tecnología”, explica el directivo, interpelado sobre si Europa no se habrá puesto más picajosa con las majors del mundo de las TI que Estados Unidos.

Este estado de paciente espera ya le está saliendo caro a Sun Microsystems, que ha tenido que anunciar 3.000 despidos y cuyos resultados financieros sufren. ¿Le afecta a Oracle lo que está haciendo su futura adquisición? “Sun es muy dueño de sus decisiones y estrategias” y con una sonrisa Cabrerizo explica que no puede entrar a valorar mucho más sobre este tema.

Cambio estratégico

La compañía está envuelta en un viraje hacia una condición de firma hardware-software en lugar de la tradicional empresa de software que siempre ha sido. “Es un viaje que no ha terminado y seguirá cambiando”, apunta el directivo. “La forma de Oracle va ir evolucionando y eso es lo que demandan los tiempos”. Los clientes, según explica, están aceptando la mutación.

Oracle es, además, una de las firmas que apuesta más por la innovación. El año pasado, la tecnológica registró 2.000 patentes. “Los grandes siguen apostando por la innovación”, reconoce Cabrerizo, afirmando que en esta carrera todas las grandes firmas han descubierto el valor de esta apuesta y que por tanto nadie parte con los deberes mejor hechos. “Aquí nadie tiene ventaja”.

Más información en la entrevista completa en el siguiente vídeo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor