Los ordenadores acabaron con las mujeres en Wall Street

Empresas

La presencia femenina en Wall Street estaba ligada sobre todo a puestos de administración, donde el ordenador ha reducido la necesidad de personal, y las ha empujado, entre otras causas, al éxodo.

Es una noticia con muchas vertientes, pero todas más bien agrias que dulces. El empleo femenino en las grandes compañías financieras del centro de peregrinación del capitalismo está cayendo en picado.
Desde principios de la década, el 2,6% de las trabajadoras de Wall Street abandonaron sus puestos de trabajo en la capital del capitalismo mientras por el contrario la presencia de la mujer en el mercado laboral estadounidense crecía por encima del 4%, según evidencia The Wall Street Journal en un ejercicio de minería de datos.
Y la culpa la tienen en parte los ordenadores. Las mujeres ocupaban puestos junior o de administración de forma generalizada en Wall Street. Las nuevas tecnologías han asumido ahora esas cargas. Ya no es necesario contar con equipos de archivo, por ejemplo, como era en el pasado en el tiempo de las nuevas tecnologías.
Al ordenador se suma el sexismo – el análisis del Journal demuestra cómo las mujeres acceden a menores bonuses o como el llegar a puestos de elevada dirección es anómalo – y aquellas que sí están en la industria no consiguen tampoco mejorar posiciones, lo que podría explicar el éxodo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor