Ordenan a Ballmer testificar por el escándalo del “Vista Capable”

Empresas

A pesar de los esfuerzos de Microsoft, su CEO Steve Ballmer tendrá que testificar en el caso judicial que se celebra en Seattle por la presunta publicidad engañosa del “preparado para Vista”.

Microsoft ha intentado por todos los medios que Ballmer no tuviera que testificar, culpando a otros ejecutivos que curiosamente ya no están en la compañía.

Incluso, uno de ellos, Jim Alchin, entonces co-presidente de la plataforma de productos y servicios y uno de los máximos responsables de Windows fue muy crítico con la decisión según se ha revelado: “Creo que vamos a inducir a error a los clientes con el programa del Vista Capable. Los clientes creen que van a poder ejecutar todas las características de Vista…. Debemos evitar esta confusión, es un error para nuestros clientes”.

Ballmer se lavó las manos y esgrimió que “tuvo breves debates genéricos sobre los requisitos técnicos y el calendario para el programa Windows Vista Capable con ejecutivos de compañías asociadas, incluyendo a Intel Corp”. “Yo simplemente transmití las preocupaciones de nuestros socios a los miembros de la dirección de Microsoft responsables de tomar las decisiones relativas a requerimientos técnicos y calendario de Vista Capable”.

Algo poco creíble a estas alturas, cuando la relevación de los correos electrónicos internos revelados durante el juicio dejan a las claras que Ballmer sucumbió para bajar los requerimientos del Vista Capable tras las presiones del CEO de Intel Paul Otellini, al que incluso felicitaron en la compañía ”por su capacidad de cerrar el trato” tras las conversaciones con Ballmer.

A la vista de las nuevas pruebas, el juzgado de Seattle estima que Ballmer tendrá que declarar y “debe estar disponible tres horas en los próximos 30 días”, sin que sea óbice “su apretada agenda”, dicen en el fallo.

vINQulos
CNET

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor