Los outlets en internet se ponen de moda

Empresas

Las cifras de facturación de 2009 hablan por sí solas: Privalia ha triplicado su facturación, BuyVIP ha incrementado sus ganancias en un 150% y Vente Privee facturó 670 millones de euros en el peor año de la crisis. Silicon News analiza las razones de este gran éxito.

En un año negro para la economía mundial, en el que miles de empresas se han visto obligadas a echar el cierre, emerge un modelo de negocio que ha sabido jugar su baza en Internet para colocarse como uno de los más rentables en la actualidad.

Se trata de los outlets de moda en la red. Este tipo de páginas se caracteriza por ofrecer “gangas” de moda por un tiempo limitado. Las prendas suelen ser de gama alta y llegan a tener descuentos de entre el 50% y el 70%.
Cómo funciona
Lo primero de todo es que para comprar en un outlet online, la mayoría de ellos exige un registro previo. El usuario introduce sus datos y obtiene una cuenta con su perfil. La comunicación con el cliente se realiza vía e-mail, de manera que los usuarios reciben un correo, normalmente diario, donde les informan de las “gangas del día”.

Los productos en venta suelen ser de firmas importantes, tienen grandes descuentos, entre un 50% y un 70% y están a la venta por un tiempo limitado (3-5 días). De manera que, el cliente tiene que estar atento a las ofertas y decidirse rápido si no quiere que se le escapen.

Las ventajas de este modelo de negocio son muchas, y están ganando terreno a las tiendas tradicionales por sus “precios competitivos y horario flexible, que te permiten comprar a cualquier hora del día sin tener en cuenta los horarios”, señala Rocío, una compradora habitual de outlets online.

En cuanto a los decuentos, Rocío asegura que “por lo general sí son bastante grandes, alcanzan incluso el 60 o 70% de descuento”. Aunque como ella misma recuerda, a estos precios “hay que sumar gastos de envío que oscilan entre los 6 y 10 euros”.

La clave del éxito: apadrinamientos

La mayoría de outlets se autodenominan “clubs privados”, y para entrar a formar parte de ellos exigen que los nuevos clientes sean invitados a su vez por otros usuarios que ya formen parte del club.


Este sistema de “apadrinamientos” constituye una de las claves de su éxito, ya que por un lado intensifica la fuerza del boca a boca, y por otro fideliza a los clientes que ya posee premiándoles con un bono o un descuento para sus compras cada vez que inviten a un amigo a unirse al club. 

Por ejemplo, BuyVIP premia a sus socios con un vale de 8 euros en compras por cada “apadrinado” que consigan. Privalia por su parte, premia con 5 euros tanto al “padrino” como al “apadrinado”. De esta forma, los propios clientes se convierten en comerciales y el negocio sigue creciendo.
En este sentido Rocío lo tiene claro, al preguntarle si ya ha apadrinado a alguien la repuesta es rotunda: “¿Es broma? ¡Quieres decir si hay alguien a quien no haya apadrinado!”.
Privalia, uno de los clubs privados de compras más conocidos, ha triplicado en su facturación en 2009 y ya ha alcanzado los 3 millones de usuarios. El outlet, que ya cuenta con oficinas en España e Italia, ha puesto sus miras en Latinoamérica. Además de su sucursal de Brasil, Privalia ha anunciado la apertura de una sede en México.

Otro de los outlets de mayor éxito es BuyVIP, fundada por Gustavo García Brusilovsky en 2005. La compañía ha facturado 70 millones de euros en el peor año de la crisis y ya cuenta con más de 5 millones de socios en España, Italia, Portugal, Austria, Alemania, Holanda y Polonia.

El comercio electrónico vive un momento dulce gracias a la crisis”, según el fundador de BuyVIP, Gustavo García Brusilovsky. El motivo es que “ahora la gente compara más, busca mejores precios…y el sitio más fácil para hacerlo es Internet”, según comentaba en una entrevista para Modaes.

Pero BuyVIP y Privalia no son los únicos outlets que arrasan en la red, la firma francesa Vente Privee obtuvo una facturación global el pasado año 670 millones de euros (en España facturó 23 millones de euros), mientras que la italiana Yoox cerró las cuentas de 2009 con un crecimiento de más del 70% respecto al año anterior.

Perspectivas de futuro

Y todo apunta a que este crecimiento no será flor de un día, sino todo lo contrario. Según Lucas Carné, socio fundador de Privalia, “prevemos tener un crecimiento a nivel global de 3 dígitos, seguir ampliando la plantilla y alcanzar la cifra de 7 millones de productos vendidos”.

Según García Brusilovsky, “en los próximos dos años asistiremos a una reordenación del sector”, en este sentido asegura que “la distribución online se consolidará porque habrá menos stock. Dentro de dos o tres años todas las marcas habrán entrado en la red”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor