PacMan era un juego para chicas

Empresas

“Si queríamos incluir a las jugadoras femeninos teníamos que ser los más limpios y brillantes”, explica el creador de PacMan sobre las razones que impulsaron el juego.

Es ya un elemento de la cultura popular, así como un ejemplo de un producto exitoso que ha conseguido sobrevivir – y muy bien – a lo largo del tiempo. Acaba de cumplir 30 años pero sigue levantando pasiones: PacMan sigue levantando pasiones… y sigue guardando secretos.

El más interesante era el nicho de mercado al que estaba directamente destinado el producto en sus orígenes: PacMan no era un juego masculino… sino que estaba pensado directamente para llegar al corazón de las chicas, como ha explicado en una conferencia en San Francisco Toru Iwatani, su creador, y recoge la CNBC.

“Entonces, no había juegos para casa. La gente tenía que ir a los recreativos a jugar”, explica Iwasatani, como recoge la cadena. “Era un espacio de juegos para chicos. Estaba sucio y olía mal. Si queríamos incluir a las jugadoras femeninos teníamos que ser los más limpios y brillantes”.

De hecho, el propio nombre del juego está asociado a lo que podría gustar a las chicas: según Iwasatani, a las jugadoras les gustan los postres, así que se pensó en un nombre más relacionado con eso que con la moda. PacMan deriva de Munch Man, hombre que mastica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor