El “padre de la PlayStation” deja su puesto

Empresas

Ayer se cumplió la fecha anunciada el pasado 23 de abril, cuando se dio a
conocer que Kuratagi dejaría los cargos de CEO y presidente de Sony Computer
Entertainment.

Como ya anunció que ocurriría Silicon News
hace
casi dos meses
, ayer dimitía el máximo responsable de la creación de la
videoconsola PlayStation, Ken Kutaragi, de su cargo como presidente y consejero
delegado de Sony Computer
Entertainment
, la división de juegos de la multinacional japonesa.

Kutaragi, de 57 años, permanecerá sin embargo como presidente honorario de
una de las divisiones más rentables del gigante japonés y será sustituido por
Kazuo Hirai, antiguo presidente y director general de Sony Computer
Entertainment, según informa
VNUNet.

La marcha del directivo pone de manifiesto los problemas de Sony para cumplir
con los objetivos marcados en el lanzamiento de su videoconsola, plagado de
constantes retrasos. De hecho, hay que recordar que el lanzamiento de la última
?criatura? de Kutaragi sufrió un frenazo motivado por problemas de producción,
así como por un precio de salida de 600 dólares (440 euros), demasiado elevado
para algunos de los ‘fans’ de la videoconsola, lo que forzó a Sony a regalar
juegos y realizar otras promociones con el objetivo de aumentar las ventas.

Si bien el hasta ahora máximo responsable de la división de entretenimiento
deja su cargo en medio de una reestructuración del grupo, su salida queda
marcada por las dudas sobre las verdaderas razones de la dimisión de un
ingeniero tan innovador como rentable -de hecho, su PS2 ha vendido más de 200
millones de unidades en el mundo?. Sobre todo en una empresa que se distingue
por su liberalidad a la hora de experimentar nuevas tecnologías y productos.

En este sentido, expertos, como Yasunori Tateishi, autor de una reputada
historia de Sony, ya aseguraban antes de esta sonada dimisión que la firma
sufría las consecuencias de una reestructuración que ha provocado 30.000
despidos en tres años, según recoge
El
Economista
. Ante esa cifra, Kutaragi admitió en su día que la habilidad
manufacturera de la marca estaba en descenso.

Y fue más allá. Reconoció, además, que uno de los mayores ?pecados? cometidos
en su administración fue la revelación de defectos en baterías de litio-ion que
fabrica una filial de Sony, con el resultado de la retirada del mercado de miles
de ellas.

Además de estos problemas, al gigante japonés, en lo más alto del mercado de
las videoconsolas hasta 2005, parece haberle costado mucho esquivar la feroz
competencia que ejercen los rivales de PlayStation: la XBox 360 de
Microsoft y la nueva
Wii de Nintendo. De ésta última, sus
responsables prevén superar los 14 millones de unidades vendidas antes de marzo
de 2008. En el mismo período, Sony planea vender 11 millones de PS3.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor