Panasonic confirma que abandona la investigación y el desarrollo de pantallas de plasma

ComponentesWorkspace
0 0 1 comentario

Desde que Pioneer lo abandonó en 2009 y con el incesante ascenso en popularidad (y descenso de sus precios) de la tecnología LCD, el plasma tenía los días contados. Ha resistido cuatro años pero ya se ha fijado fecha para su defunción programada. Ahora el fabricante japonés se centrará en las pantallas OLED.

Los últimos modelos que Panasonic ofrecerá al consumidor son los ZT60 y ZT65, donde los números indican las pulgadas en diagonal y pueden considerarse como el punto álgido de esta tecnología, pionera en llevar a los domicilios de todo el mundo pantallas de gran tamaño y de escaso grosor, algo que consiguió revolucionar el modo de disfrutar de los contenidos audiovisuales por no hablar de la propia decoración o la ganancia de espacio libre.

Los televisores “de culo”, debido a la necesidad de un tubo de rayos catódicos que proyectara contra la pantalla para formar la imagen requería de un fondo proporcional a la diagonal de la pantalla, de ahí que el tamaño de 28 pulgadas se considerase el máximo aunque algunas marcas llegaron a vender algunos dispositivos de 30 pulgadas que rivalizaban con una lavadora.

Otras tecnologías como la retroproyección permitieron tamaños descomunales incluso para los estándares actuales, reduciendo considerablemente el grosor pero con una importante merma de la calidad de la imagen. El plasma solucionó todos esos inconvenientes e incluso hoy día es capaz de mojarle la oreja al LCD en cuestiones como el brillo, el contraste, la representación del color negro, la velocidad de respuesta a la imagen en movimiento… sus contras serían la inferior calidad de imagen en habitaciones muy iluminadas y el mayor consumo energético. Tan sólo con la llegada de la tecnología OLED, en la que ahora se centrará Panasonic, ha existido un rival de suficiente entidad y a precio competitivo.

En cuanto a la fecha de finalización de la vida comercial del plasma, aún le tendremos por aquí un tiempo puesto que como ya hemos comentado la propia Panasonic aún va a dar salida a dos modelos, con lo que al menos se garantiza la existencia en el mercado hasta 2014, pero para los que continúen fieles a esta tecnología no hay que olvidar que aún quedan dos fabricantes que siguen sacando algún modelo de plasma. Se trata de los surcoreanos LG y Samsung que por el momento no han realizado ninguna manifestación al respecto de interrumpir sus procesos de investigación y desarrollo en pantallas de plasma.

vINQulo

The Verge

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor