Panasonic eliminará 1300 puestos de trabajo con el cierre de una fábrica en Pekín

DespidosGestión Empresarial

La compañía de electrónica dejará de producir baterías de iones de litio para móviles y cámaras.

La japonesa Panasonic ha dado un nuevo paso en su estrategia de alejarse de la electrónica de consumo y centrarse en el vehículo eléctrico y los sistemas de ahorro de energía en el hogar. Este jueves han anunciado que este mismo mes dejarán de fabricar baterías de iones de litio en su fábrica de Pekín, lo que implica que despedirán a 1.300 personas. La factoría se centraba en la producción de este tipo de mecanismos, destinados a teléfonos móviles y cámaras digitales.

Una portavoz de Panasonic ha explicado que “el mercado global para estos productos se ha ido hundiendo”, en unas declaraciones que ha recogido Reuters. Yayoi Watanabe ha añadido que el cierre está relacionado con las tendencias en tecnología, y no con los problemas que están experimentando en los últimos tiempos los mercados chinos.

Panasonic relevó a Sanyo en la titularidad de la planta, que tiene quince años. Cuando empezó a fabricar, su cliente principal era la finlandesa Nokia, que el año pasado vendió su negocio de móviles a Microsoft, una operación que no ha resultado ser demasiado ventajosa para estos últimos.

En junio, Panasonic anunció que invertiría durante este año fiscal casi 500 millones de dólares en su negocio de automoción, una cantidad en la que se incluiría la fabricación de baterías para Tesla. La japonesa anunciaba en julio de 2014 que participaría en la construcción de la “Gigafábrica”, la empresa de producción de baterías que está haciendo Elon Musk en Nevada. El proyecto tiene un coste de 5.000 millones de dólares, del que Panasonic asumirá entre un 30 y un 40%.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor