Pantallas flexibles, teles atemporales y superteléfonos, así será el CES 2013

EmpresasOperadoresRedes

El Consumer Electronics Show volverá a inundar Las Vegas con innovaciones tecnológicas la semana que viene, entre el 8 y el 11 de enero.

Superados los 45 años de existencia, que se dice pronto, el Consumer Electronics Show (CES) patrocinado por la Consumer Electronics Association está dispuesto a celebrar la semana que viene una nueva edición. Con el Centro de Convenciones de Las Vegas como escenario privilegiado, esta gran feria de la electrónica de consumo extenderá las presentaciones de nuevos productos desde martes hasta viernes. Y, aunque este año se cae de la lista la tradicional keynote de Microsoft, los apasionados de la tecnología (y también los usuarios de a pie) tienen mucho que esperar. Habrá un batallón de smartphones y tabletas de última generación prácticamente listos para su distribución, televisores todavía más inteligentes que los que ya copan las estanterías de los comercios e ingeniosas innovaciones en materia de automoción, entre otras primicias.

Pero vayamos por partes, ¿qué llevará al CES 2013 cada uno de los principales asistentes?

El año de Samsung

Si hay un participante que llegará a Las Vegas con las maletas cargadas, ése es Samsung. No conforme con haber arrebatado a Nokia la corona de principal fabricante de telefonía, la firma surcoreana seguirá avanzando en el desarrollo de dispositivos móviles más ligeros, duraderos, eficientes y atractivos con su tecnología YOUM de pantallas flexibles. Por un lado, mostrará una pieza de 5,5 pulgadas de tamaño, 1.280 x 720 píxeles de resolución y 267 puntos por pulgada de densidad, ideal para moldear los smartphones del futuro. Y por el otro enseñará un panel de 55 pulgadas para televisores. De hecho, está previsto que esta compañía lleve al CES todo un arsenal de televisores que estarán comandados por un modelo “con un molde que nunca antes existió y un diseño atemporal”, que podría lucir cristal traslúcido y romper con el formato horizontal actual. También se dejarán caer el Ultra HD de 110 pulgadas y el Ultra HD LED de 85 pulgadas. Este último modelo se convertirá en la tele con tales características más grande del mundo.

Hablando de gadgets de alta resolución, Samsung ha confirmado la existencia de nuevos ordenadores portátiles, como el Chronos multitáctil de 15,6 pulgadas, chip quad-core a 2,4GHz, gráfica AMD Radeon, hasta 16 GB de memoria RAM y 1 TB de disco duro. O el Ultra de 13,3 pulgadas y procesadores Intel Core i7/i5 ULV, que cuenta con una versión táctil especial con conectividad 4G LTE. Y ha dejado caer que presentará algo que todo el mundo está esperando, sin entrar en detalles. El gadget sorpresa bien podría ser el rumoreado Galaxy S4 que, si lo que se cuenta en la blogosfera es cierto, lucirá pantalla Super AMOLED de 4,99 pulgadas ultra-delgada y ultra-eficiente. Ésta cubrirá prácticamente toda la parte frontal del dispositivo con una resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles y se completará con un procesador Exynos de cuatro núcleos, una RAM de 2 GB y una cámara de 13 MP.

Smartphones de todas las formas y colores

Se desvele o no la magia del nuevo terminal Galaxy, la creación de Samsung no sería la única que llamaría (o llamará) la atención. Ni mucho menos se trata del único smartphone de la feria. Un producto que está dando mucho que hablar y tiene fijada su aparición en el CES es el ZTE Grand S. Esto es, un móvil Android que, con sus 8,9 milímetros de grosor, es el teléfono de 5 pulgadas más delgado construido hasta la fecha. Además ha sido diseñado con una potente cámara de fotos de 13 MP, está alimentado con un procesador quad-core Snapdragon S4 Pro a 1,5 GHz, incorpora una batería de 2500 mAh y mantiene su memoria RAM en los 2 GB. Su precio, o al menos el que le atribuyen fuentes de la industria, tampoco está nada mal: 449 dólares o 340 euros al cambio. Con esta perla la empresa china espera seguir controlando el mercado local, pero al mismo tiempo consolidar su expansión fuera de las fronteras asiáticas, principalmente en Estados Unidos y América Latina.

El Grand S estará acompañado por otros modelos como Ascend W1 y Ascend D2 de la también china Huawei. El primero es el único smartphone de la compañía con Windows Phone 8, tal y como indica su inicial; y el segundo es un terminal de 5 pulgadas gobernado por Android que se antojará excesivo para el bolsillo medio, debido a su pantalla de 1080p, su chip de cuatro núcleos y su cámara de 13 MP. Y es que parece que el lanzamiento de smartphones voluminosos (5 pulgadas o más) y potentes (arquitectura quad-core y supercámara) será la tónica general de este año. Por ejemplo, LG tiene preparado el phablet FullHD de 5,5 pulgadas del que todavía se desconoce el nombre, pero que está llamado a suceder al Optimus Vu;  HTC atacará con el M7, un móvil de 5 pulgadas y lente de 13 MP que llegará junto con el modelo Zenith de 4,7 pulgasas y sistema operativo de Microsoft; y Sony se unirá al catálogo de novedades con el Xperia Z, del que poco se sabe salvo que imitará la fórmula mágica de sus competidores.

De los ultrabooks a los tablets con Windows 8 y nuevos chips móviles

Aunque Windows 8 ya tuvo su momento de gloria en el CES 2012, este sistema operativo compatible con portátiles y dispositivos móviles seguirá reafirmando su potencial dando vida a nuevos modelos, ya sean ultrabooks, tablets PC o convertibles, de distintos fabricantes. Uno de ellos, sin duda el más esperado, es Microsoft Surface Pro que podría hacer una pequeña gran aparición en Las Vegas. ¿Sus características? Software Windows 8 Professional, pantalla ClearType de 10,6 pulgadas y 1920 x 1080 píxeles, puerto USB 3.0 de tamaño completo y Mini DisplayPort para resoluciones externas de hasta 2560 x 1440, compatibilidad tanto con Touch Cover como con Type Cover, autonomía de 5 horas, peso de 900 gramos y grosor de 14 milímetros. El modelo más modesto, con 64 GB de capacidad, podrá adquirirse por 899 dólares (o 682 euros al cambio). Y la esperanza de sus creadores es revitalizar las ventas de un dispositivo que, en su versión RT, ha tenido una acogida bastante tibia.

Lo más destacable de todo, sin embargo, es que permitirá correr aplicaciones legadas gracias a su corazón Intel Core i5 x86. Y no se descarta que la compañía de Santa Clara muestre alguna tableta propia con chip “Red Ridge” o, lo que es lo mismo, con chip “Medfield”. Eso sí, la apuesta fuerte de Intel será la introducción de sus nuevos chips móviles “Bay Trail-T” de cuatro núcleos y bajo consumo, fabricados con proceso de 22 nanómetros y con fecha de salida al mercado de 2014. Con ellos intentará robar parte de la tarta móvil dominada por ARM Holdings, algo que no ha podido hacer con su actual arquitectura, presente en tan sólo seis smartphones. Otra que tiene novedades que mostrar es Nvidia, que está dando los últimos retoques al sucesor de Tegra 3, un Tegra 4 “Wayne” basado en tecnología de 28 nanómetros, el modelo Cortex-A15 y una configuración gráfica brutal de hasta 72 cores. Esto significa que lucirá seis veces más núcleos de GPU que el actual Tegra 3 y veinte veces mayor rendimiento visual que el anterior Tegra 2. Su diseño será igualmente quad-core con un quinto núcleo capaz de ahorrar energía en modo “standby” y realizar tareas poco exigentes.

Más televisores; bastante de automoción

Los televisores de Samsung no son los únicos que desfilarán estos días por el CES. LG tiene en su catálogo televisores UltraHD de 55, 65 y 84 pulgadas, una supuesta smartTV con sistema operativo webOS y nuevas CPUs H13, con “h” de “home” (para el hogar) y “13” de 2013. Mientras que el prefijo “ultra” se refiere a pantallas con al menos 8 millones de píxeles, resolución de 3840 x 2160 y un ratio mínimo de 16: 9. Una tercera propuesta es la de Westinghouse, que atesora en su haber la tele 4K LED más grande, con un total de 110 pulgadas. ¿Por lo demás? Habrá sitio para gadgets más o menos reducidos, como la nueva cámara Polaroid con Android y lentes intercambiables, y otros de dimensiones considerables, como las soluciones para coches conectados, dispositivos de manos libres o carga eléctrica de diferentes marcas. Tanto es así que este año hay apuntadas más de 100 compañías del sector de la automoción para mostrar al mundo sus últimos avances en tecnología, entre ellas Audi, Chrysler, Ford, General Motors, Hyundai, Kia y Subaru.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor