El importante papel de la mujer en la tecnología

CienciaGestión EmpresarialInnovaciónInvestigación y DesarrolloTrabajo

Figuras como Ada Lovelace, Frances E. Allen, Evelyn Berezin o Lynn Conway fueron pioneras y fundamentales en el desarrollo de la informática.

¿Quién dice que las mujeres no se llevan bien con la tecnología? A lo largo de la historia ha habido muchas mujeres que han contribuido decisivamente al avance informático. Hoy celebramos el Día de la Mujer Trabajadora, por lo que es justo reconocer el importante papel del sexo femenino en este sector.

ESET España, empresa dedicada a la protección frente malware, ha querido reconocer la labor de estas grandes figuras, fundamentales para llegar hasta el punto de desarrollo tecnológico actual. Algunas precursoras fueron Ada Lovelace, hija del poeta Lord Byron, creadora del primer programa informático y madre de la programación informática; Hedy Lamarr, actriz de Hollywood e inventora de la tecnología precursora del wi-fi, bluetooth y GPS.

Después llegarían otras grandes mujeres, como Edith Clarke, primera graduada en ingeniería electrónica en el MIT y que patentó un calculador gráfico para usarse en los cálculos de líneas de transmisión; Grace Murray Hooper, desarrolladora del primer compilador para un lenguaje de programación; Rósza Péter, que aplicó la teoría de las funciones recursivas a las computadoras; Evelyn Berezin, inventora del ordenador de oficina en 1953 y desarrolladora del primer sistema de reserva de vuelo, reconocida también como madre de los procesadores de textos; o las ‘Top Secret Rosies’, seis especialistas en matemáticas que programaron el primer computador ENIAC en 1946.

Más recientes son los logros de Jude Milhon, creadora del ciberpunk, programadora, escritora y defensora de los ciberderechos; Frances Allen, pionera en la automatización de tareas paralelas, galardonada con el Premio Turing en 2007; y Lynn Conway, pionera en el campo de diseño de chips microelectrónicos.

Indudablemente, ha habido muchas más. Sin embargo, uno de los problemas es su falta de visibilidad. La mayoría de las mujeres que hemos citado, pese a su relevancia en el desarrollo de la tecnología, apenas son conocidas para la inmensa mayoría del público. Y si pensamos en las grandes figuras actuales del mundo de la informática, todos son hombres: Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos, Larry Page y Sergey Brin, etc. Esta falta de referentes sólo coadyuva a perpetuar el papel secundario de la mujer en el ámbito tecnológico.

La ‘brecha de género’ comienza a producirse ya desde la infancia, con la diferenciación de roles entre niños y niñas. Muchos juguetes destinados a niñas no resuelven aspectos como el desarrollo de habilidades relacionadas con la gestión de espacios, resolución de problemas y familiarización con herramientas tecnológicas. Una de las posibles soluciones pasa por el desarrollo de juguetes que desarrollen estas habilidades, como Roominate.

De hecho, ESET indica que, según el último informe de la universidad española, sólo hay un 23% de alumnas estudiando ingenierías y arquitectura, reduciéndose el porcentaje hasta el 15% en el caso de la informática. Además, las chicas que deciden estudiar y centrar su carrera profesional en este sector han de luchar contra todos los tópicos instaurados en la sociedad, como la supuesta falta de interés o de destreza de las mujeres en el ámbito tecnológico.

Por otra parte, hay que tener en cuenta la preocupante falta de diversidad en las grandes compañías de Silicon Valley, que tampoco contribuye a un aumento del interés de las mujeres en el sector informático. En el mejor de los casos, las mujeres apenas llegan al 40% de las plantillas de empresas como Facebook, Google, Twitter, Yahoo o LinkedIn. Y la situación se agrava significativamente en los puesto de liderazgo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor