Parallels Desktop 7 evoluciona hacia el cliente corporativo

CloudMacPCSistemas OperativosVirtualizaciónWorkspace

La plataforma de virtualización de Windows sobre plataforma Mac incorpora interesantes funcionalidades para usuarios móviles y administradores, que ahora podrán desplegar de forma masiva la solución más fácilmente.

La plataforma Mac está ganando enteros en el parque de ordenadores de las compañías, pero sigue careciendo de ese ecosistema de aplicaciones que siempre ha caracterizado a su competidor Windows.

Tal vez ese es el motivo por el que muchas compañías simplemente descartan la posibilidad de migrar a Mac, ya que no encuentran soporte para ejecutar sus aplicaciones tradicionales. Parallels Desktop tiene el claro objetivo de solucionar esta papeleta a través de la virtualización y con la llegada de la versión 7 se mejoran diversas funcionalidades para hacerlo más versátil y funcional.

La migración de datos se puede realizar de diversas formas, incluso conectando un cable USB entre los dos equipos
La migración de datos se puede realizar de diversas formas, incluso conectando un cable USB entre los dos equipos

Parallels Desktop compite directamente con otras soluciones como VMware Fusion y Oracle VirtualBox. Lo que realmente distingue a la plataforma Parallels no es precisamente la mera capacidad de ejecutar sistemas operativos invitados o la posibilidad de presentar las aplicaciones instaladas en Windows para que puedan ser utilizadas en el entorno Mac. Estas capacidades son comunes en todas las soluciones de virtualización de escritorio y la noticia sería que no fueran capaces de ofrecerlas a los usuarios.

En cambio, lo que sí brilla con luz propia en la plataforma que nos ocupa son sus capacidades de administración remota, algo que es posible llevar a cabo a través de Parallels Mobile para dispositivos basados en iOS. Esta aplicación se adquiere por separado desde iTunes App Store y permite controlar Parallels Desktop desde dispositivos iPad, iPhone e iPod Touch, lo que aporta un valor adicional para los usuarios que también cuentan con alguno de ellos.

Directamente desde esta aplicación móvil es posible iniciar, suspender o apagar cualquier máquina virtual asociada de forma remota, algo que puede llegar a ser realmente útil para los usuarios móviles.

El aspecto que muestra el escritorio de Mac OS mientras ejecuta Windows 7
El aspecto que muestra el escritorio de Mac OS mientras ejecuta Windows 7

Como era de esperar, otra de las funcionalidades de Parallels Desktop 7 es que añade total soporte para la nueva interfaz de usuario de Mac OS X Lion. Es el caso de la visualización a pantalla completa de las aplicaciones Windows ejecutadas a través de este nuevo sistema operativo de Apple. La ejecución de este estos aplicativos provenientes de Windows se realiza correctamente y sin ningún tipo de retardo, aunque este detalle dependerá de la potencia de la máquina que se esté utilizando.

Precisamente para empresas se puede adquirir Parallels Desktop 7 Enterprise Edition, optimizado para el despliegue masivo de entornos Windows virtualizados sobre plataformas Mac manteniendo el respeto por las licencias. Esta versión ya se estrenó como una opción de Parallels Desktop 6, pero ahora llega más completa y adaptada a las funcionalidades de la 7. Incorpora diversas herramientas de gestión como LANrev, Casper JAMF y LANDesk, además del propio Escritorio Remoto de Apple. En su conjunto aseguran el despliegue de hasta cientos de máquinas virtuales de forma automatizada, lo que descarga de trabajo a los administradores de las compañías.

Durante los procesos de creación de máquinas virtuales también se facilitan visiblemente las cosas gracias a un asistente, incluso haciendo compatible la copia de máquinas ya existentes, tanto basadas en Parallels como en VMware. En caso de no contar con licencias de Windows 7, los administradores y usuarios también tendrán más fácil el acceso directo al sitio web de Microsoft para contratarlas.

En definitiva, se trata de una plataforma que consideramos de uso obligado para aquellos que cuentan con un sistema Mac pero también necesitan seguir haciendo uso de aplicaciones basadas en Windows. Más aún cuando su precio es de 79.99 euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor