La UE aprueba la Eurotarifa que abaratará el Roaming

Empresas

Las llamadas a móviles dentro de la Unión Europea se podría reducir desde un
euro a 49 céntimos por minuto después de verano.

El
Parlamento
Europeo
, tras varios meses de negociaciones, llegó ayer a un acuerdo sobre
la tan deseada reducción de precios de las llamadas en itinerancia o roaming.
Así, los diputados de la Eurocámara dieron su visto bueno a la entrada en vigor
de la nueva legislación una vez que el Consejo de Telecomunicaciones de su
aprobación oficial el próximo 7 de junio.

Finalmente, el acuerdo establecido fija el precio máximo de la llamada
realizada desde el extranjero en 0,49 céntimos de euro por minuto y 0,24
céntimos para las que sean recibidas. Mientras que el precio para las llamadas
mayoristas, es decir, el precio que paga un operador por usar la red de otra
compañía en el extranjero, será de 30 céntimos.

Además, hay que contar con que estas tarifas irán disminuyendo
progresivamente cada año. Así, las llamadas salientes se reducirán tres céntimos
cada año, mientras que las recibidas disminuirán dos céntimos el primer año y
tres el segundo según ha informado la oficina
en España del Parlamento Europeo.

Por lo tanto, en el 2008 realizar una llamada desde el extranjero supondrá un
coste máximo de 0,46 céntimos el minuto y recibirla costará 0,22 céntimos.
Además, las llamadas mayoristas también se reducirán dos céntimos hasta los 0,28
céntimos. A continuación, en el 2009, esta Eurotarifa será de 0,43 para las
llamadas realizadas, 0,19 para las recibidas y 0,26 para las mayoristas.

Durante las negociaciones, el tema que más controversia ha suscitado es el de
si estos nuevos precios debían aplicarse a los clientes de manera automática
salvo que ellos prefirieran otra tarifa ?Opt-out? o si por el contrario, tenían
que ser los clientes los que solicitaran voluntariamente a su operadora la
suscripción a la Eurotarifa ?Opt-in?.

En este aspecto, tanto la Comisión de Industria como los eurodiputados han
optado por defender el modelo ?optout?.

Por otro lado, los operadores dispondrán de un mes desde la aprobación de la
normativa en junio para ofrecer la nueva tarifa europea a todos sus clientes.
Mientras que éstos últimos tendrán un mes más de plazo para decidir si desean
suscribirse a la Eurotarifa o a otra de su operador. Si transcurrido ese tiempo
el cliente no se ha decidido, entonces se le aplicará automáticamente la
Eurotarifa.

?El Parlamento Europeo está convencido de que se necesita una adopción rápida
del reglamento para que sus beneficios surtan efecto durante el verano. Por eso,
invitamos al
Consejo y a la
Comisión Europea a que sigan el
ejemplo de la Cámara, que ha conseguido revisar y traducir el texto legislativo
en cinco días, para conseguir que esté listo para su firma y publicación en el
Diario Oficial en el
período más breve posible?, ha explicado Paul Rübig, ponente del Parlamento y
miembro del Partido
Popular Europeo.

Por su parte, la eurodiputada popular española, Pilar del Castillo, se ha
mostrado algo escéptica ya que cree que esta rebaja podría hacer que las
operadoras elevaran ligeramente los costes de las llamadas nacionales y por eso
cree que ?es muy importante el seguimiento que se haga de este proceso para ver
cómo se desarrollan los mercados nacionales a efectos de los costes?.

Una medida que era necesaria
En cualquier caso, estas medidas sí son positivas para los ciudadanos europeos,
en cuanto que son muchos, y cada vez con más asiduidad, los que viajan al
extranjero, especialmente a los países miembros.

De hecho, en el último año, el 30% de los ciudadanos españoles visitaron un
Estado miembro por razones personales, mientras que un 6% lo hizo por motivos
profesionales según un Eurobarómetro de la Comisión Europea.

Aunque 8 de cada 10 ciudadanos europeos afirman utilizar el teléfono móvil
cuando viajan, un 63% de ellos dice utilizarlo mucho menos que en sus países de
origen, frente al 59% de los españoles.

Por otro lado, en el caso de los españoles, un 40% afirma hacer únicamente
llamadas con el móvil cuando viaja, frente al 43% que sólo envía SMS y el 43%
que utiliza ambos métodos.

Además, hasta el momento, los usuarios europeos estaban pagando una media de
un euro o más por cada minuto de comunicación desde un país de la Unión, según
un Eurobarómetro de la Comisión publicado el pasado mes de noviembre.

Pero lo más impactante es que alrededor de un 43% de los usuarios de teléfono
móvil en Europa aseguraba estar confuso acerca de las tarifas de roaming y
confesaba no saber el precio exacto. En concreto, los ciudadanos menos
informados en cuanto a las tarifas de itinerancia correspondían a países como
España, Portugal, Grecia y Chipre.

Por lo tanto, esta legislación es muy necesaria, habida cuenta que este
acuerdo también hace referencia a la transparencia de la información y obliga a
los operadores locales a proporcionar a los clientes la información necesaria
sobre las tarifas de forma clara.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor