Pasos a seguir en una buena migración al cloud

CloudEmpresasGestión Cloud

La guía Cloud Onboarding, elaborada por Interxion, destaca tres aspectos clave para reducir la complejidad del proceso.

Hay tres factores clave a la hora de migrar a la nube: la carga de trabajo, las aplicaciones y la elección de proveedor.

La complejidad del proceso de migración es una de las principales causas por las que las empresas son reacias a adoptar el modelo cloud, tal y como apunta el proveedor europeo de alojamiento de centros de datos Interxion.

Apostar por la nube requiere realizar un análisis en el que se contemplen el impacto para el negocio, los requerimientos de la organización, la arquitectura de la aplicación, los recursos informáticos y su dependencia, así como las exigencias de operaciones y soporte.

En un segundo paso hay que considerar las aplicaciones específicas para el cloud con cuatro elementos fundamentales: el rendimiento, la flexibilidad, la resistencia y la seguridad frente a riesgos y vulnerabilidades.

El último elemento determinante en la migración es elegir al proveedor cloud, donde el primer paso será determinar el apoyo que la compañía necesita y los servicios a requerir.

Además, en todo el proceso también se deben contemplar los costes, puesto que la trasparencia es uno de los beneficios de la nube.

Una cuestión importante es que antes de contratar el servicio hay que aclarar en qué forma se van a realizar los pagos. Hay proveedores que ofrecen un presupuesto escalonado, otros más personalizable y hay quienes facturan en función de las máquinas virtuales.

Con el análisis de la carga de trabajo y de aplicaciones hecho será más fácil establecer qué proveedor puede ser el más adecuado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor