El PC también se resiente en África y Oriente Medio

PCWorkspace

La región cerró 2015 con su mayor caída trimestral e IDC cree que el mal ritmo de sobremesas y portátiles se mantendrá a lo largo del presente año.

La debilidad que caracteriza al mercado de PC desde hace unos años no es exclusiva de una sola región ni una tendencia general que haya que tomarse de forma aislada o dominada por un único conjunto de países, por ejemplo los europeos. Según los datos de IDC para el cuarto trimestre de 2015, el PC también se resiente en Oriente Medio y África. Esto es, la región MEA, por sus siglas en inglés.

Entre octubre y diciembre, las distribuciones en la zona cayeron un 28,7 %, que es la caída más fuerte registrada en MEA en sólo tres meses. En esto ha influido que, al contrario que otras veces, el descenso en los envíos de ordenadores de sobremesa y de ordenadores portátiles haya estado bastante parejo, con un 29,4 % para los primeros y un 28,2 % para los segundos. Entre ambos se han vendido 3,2 millones de unidades. Y 7 de cada 10 dispositivos comerciales han provenido de HP, Lenovo y Dell, que son los tres primeros fabricantes clasificados en la región, a pesar de que todos ellos han empeorado sus números respecto a 2014. La cuarta posición es ahora para Asus, que deja atrás a una Acer afectada por el mayor tropiezo de todos los sufridos por las marcas de PC en MEA durante el Q4, del 42,9 %.

“Al igual que en el trimestre anterior, Turquía y el grupo que conforma el ‘Resto de Oriente Medio'”, esto es, Irán, Irak, Siria, Yemen, Afganistán y Palestina, además de “Arabia Saudita y Pakistán experimentaron las mayores caídas dentro de MEA”, explica Fouad Charakla, director de investigación sénior para informática personal, sistemas y soluciones de infraestructura en IDC Oriente Medio, África y Turquía. “Las razones de estos descensos variaron de un país a otro, pero incluyen altos niveles de inestabilidad política y económica”, así como “la incertidumbre, bajos precios del petróleo, un aumento de los problemas de seguridad y las fluctuaciones de divisas volátiles, especialmente con el dólar estadounidense cada vez más caro”. También influiría el éxito de los dispositivos móviles como smartphones y tabletas.

Y los próximos meses no pintan demasiado bien para el PC en MEA. “IDC espera ver un retraso en la recuperación de la demanda de PC. En general, 2016 experimentará un nuevo descenso”, adelanta Charakla, que dice que “sólo se espera que ocurra crecimiento en la segunda mitad del año. Una recuperación ligeramente más fuerte” ya vendría “durante el año 2017, después de lo cual la región seguirá experimentando un periodo de crecimiento lento a largo plazo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor