Pegatinas de consumo para tus gadgets [El mío es un A+, ¿y el tuyo?]

ComponentesWorkspace

Ayer, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (estadounidenses), mostraron unas pegatinas que podrían estandarizarse entre los vehículos y los gadgets. Pegatinas que muestran información del consumo, impacto ambiental, características… Sí, tu coche parecerá una nevera con ruedas a la hora de comprarlo. Más tras nuestro salto.

Ayer, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico (estadounidenses), mostraron unas pegatinas que podrían estandarizarse entre los vehículos y los gadgets. Pegatinas que muestran información del consumo, impacto ambiental, características… Sí, tu coche parecerá una nevera con ruedas a la hora de comprarlo. Más tras nuestro salto.

¡Toma ya! Pedazo pegatina, oiga.

Cuando compramos cualquier gadget (o vehículo), el proceso de comparación de características y eliminación hasta encontrar el deseado es todo un arte que requiere su tiempo. Con la estandarización de características, gran parte de ellas las podremos ver de un plumazo:

Las características a tener en cuenta a la hora de puntuar un gadget o vehículo serán:

· Consumo de energía: cuánto consumen los gadgets cuando están enchufados y siendo usados; cuánto consumen cuando están enchufados y no siendo utilizados.
· Materiales: cuán amigables con el medio ambiente son los materiales de que consta el producto.
· Cadena de montaje: bajo qué condiciones el producto se fabricó y de qué países provienen sus partes.
· Durabilidad: cuántos ciclos de uso [supongo que se refiere a períodos como horas o años] se espera que dure un producto.
· Desechabilidad: cuánto le llevará a un producto, o a su embalaje, el degradarse, en varias situaciones.

De hecho, esto será sólo el principio. Las especificaciones técnicas también se estandarizarán, no dependiendo de cómo quieran mostrarlo en las etiquetas de los establecimientos, o las propias marcas en las cajas de sus productos:

· Vida de la batería: pruebas estandarizadas para varios escenarios de uso. Por ejemplo, para un reproductor de música, se le podría dejar constantemente encendido con una canción en particular a un determinado volumen.
· Benchmarks: puntos de referencia para probar CPUs y GPUs.
· Tiempo de encendido y apagado: como su nombre indica, el tiempo que tarda un gadget en encenderse, apagarse (completamente), entrar en modo hibernación, etc.
· Pantalla: pruebas estándar de brillo, reproducción del color, etc.
· Recepción inalámbrica: cómo de fuerte es la señal recibida, sea Wi-fi, Bluetooth, etc. [Me sé de un gadget que tendría alguna dificultad aquí].
· Ruido: mientras cualquier gadget está operando, el ruido que llega a producir. [Si lo aplicasen a mi ordenador de sobremesa, me darían una Z–, parece un jet]

Esto implicará una gran comodidad por parte del consumidor, ya que tras ver cuatro o cinco de estas pegatinas ya sabrá dónde tiene que posar la vista para fijarse en tal o cual característica. Además, los fabricantes, ya sea de automóviles o de gadgets, tendrán que esforzarse un poco más si quieren “quedar bien” con su pegatina y hacer que la gente se compre sus productos.

Es lo que llamo el “efecto nevera”. Cuando un ricachón se compra una nevera, se compra la más cara, con un pedazo de A+ bien visible. A la hora de comprarse un coche, sin embargo, le importa un pimiento su consumo o impacto medioambiental (generalizando). Pero si el ricachón de marras ve una F roja en el coche, quizá su conciencia le empiece a decir cosas, ¿no creéis? Empezará a pensar “no es el mejor”. Esperemos que llegue a Europa y al resto del mundo bien rápido. — Javier G. Pereda [Gizmodo USA y Jalopnik]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor