Personal Rover, el Segway para mileuristas

ComponentesWorkspace

Reconozcamos que Segway mola… pero se nos va un poco de presupuesto.

Una solución para la movilidad urbana práctica, eficiente, divertida y respetuosa con el medio ambiente, tan revolucionaria como prentendían cuando la anunciaron que más de uno pensamos que iban a lanzar la teletransportación… y luego resultó que era un patinete high-tech a precio de máquina del tiempo. Por eso nos llama la atención cuando alguien se atreve a proponer algo parecido pero a un precio más razonable, algo que podrías llegar a plantearte comprar de verdad como Personal Rover porque vale una quinta parte que el famoso Segway.

A primer golpe de vista parece una mezcla entre unos patines y unos esquíes, quizá a la práctica de moverse en uno de estos se le termine bautizando patisquiar o esquinar.

Todo porque para girar tienes que inclinar el cuerpo hacia el lado correspondiente mientras sujetas esos dos bastones que te ayudan a mantener la verticalidad. Ciertamente no parece llegado del futuro como el magnífico equilibrista que es Segway gracias a sus giróscopos, pero es el precio de ahorrarte una buena pasta y en lugar de $5.000 desembolsar tan solo $1.000, que sigue siendo un dinero pero no te obliga a pedir una ampliación de la hipoteca que en todo caso más vale que le digas al director de la oficina que es para reformas, porque como confieses la verdadera razón despídete de la pasta.

Personal Rover tiene un motor eléctrico de 800W capaz de propulsarte a más de 20 km/h durante unos 20 kms con una única carga. Los bastones se pliegan fácilmente con lo que permite guardarlo en poco espacio en casa, la oficina o el maletero del coche, que también puede ser una idea para aparcar en el parking disuasorio y acercarte al trabajo esquinando… o patisquiando. Siempre discretamente. ─[Personal Rover]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor