Las TIC ante la perspectiva de una crisis global

Empresas

El miedo a una recesión reduce las aspiraciones de las empresas tecnológicas. Los expertos recomiendan tomar medidas en EE.UU, pero aún no en España.

La incertidumbre económica global ha trastocado los planes de crecimiento para 2008 de numerosos segmentos económicos. El sector tecnológico no es una excepción y los analistas ya piden medidas para afrontar la situación derivada de la crisis de liquidez bancaria y una perspectiva de crecimiento más reducida o incluso de una posible recesión en Estados Unidos.

Sin embargo, no todos los países enfrentan un escenario similar. A pesar de que las expectativas de crecimiento en España se han ido revisando a la baja en los últimos meses, hasta el 2,7 por ciento estimado recientemente por la Comisión Europea, todo hace prever que nuestro país superará la media de la Eurozona. Además, las Nuevas Tecnologías presentan un crecimiento sólido en nuestro país. Durante el pasado Mobile World Congress (MWC), el ministro de Industria Joan Clos afirmó que el sector crecerá un 9 por ciento durante este año y recordó que esta progresión se sitúa “tres veces por encima de la economía desde hace tres años”.

Los expertos también niegan la crisis de las TIC en un horizonte cercano. “La recesión –si llega a haber una, que no es el caso todavía–, será solamente para los Estados Unidos. Las previsiones para España y Asia son de crecimiento para 2008”, afirma Jean-Marc Lejeune, analista del grupo Executive Programs (EXP), de Gartner, que cree que con este escenario las empresas españolas del sector no tendrían motivos para reajustar los presupuestos de 2008.

Miedo a la recesión en Estados Unidos

En el caso de EEUU, las perspectivas son más inquietantes a corto y medio plazo. Con un crecimiento previsto del 1,9 por ciento del PIB para este año, la economía norteamericana parece sumida en un estancamiento y muchos economistas consideran posible que asistamos a una recesión durante este año en la principal potencia económica mundial. En concreto, el grupo de analistas consultados por el diario The Wall Street Journal en enero cifran en un 42 por ciento esta posibilidad.

Las estimaciones en torno al crecimiento en el sector las Nuevas Tecnologías para 2008 en el mercado norteamericano son de un 6 por ciento, según Forrester, una desaceleración sustancial, si se compara con el crecimiento del 12 por ciento en 2007. La desaceleración castigará especialmente al sector del hardware, mientras que el sector del software podría crecer a un ritmo del 8 ó 9 por ciento.

Ante la incertidumbre económica, Gartner aconseja a las TIC americanas y a aquellas presentes en países que crecen por debajo del 2 por ciento (como el Reino Unido o Japón) que curen en salud y empiecen a tomar medidas ahora, en lugar de esperar a que se confirmen los peores augurios.
En concreto, la consultora propone seis medidas destinadas a recortar gastos:

  1. No esperar la notificación oficial de que la recesión ha empezado. Actuar ya, formando un equipo de recorte de costes.
  2. Escoger las personas más brillantes para formar este equipo.
  3. Asumir lo que se ha hecho, bien o mal, y no perder tiempo valorando el pasado.
  4. Un contable debe registrar las operaciones de reducción de costes, para que al final pueda haber una memoria.
  5. Redactar informes semanales con los resultados.
  6. El equipo debe de estar conectado y coordinado con el Departamento Legal de la empresa.

Pensar en beneficios

Mary Mesaglio, analista de Executive Programs (EXP), de Gartner, afirma que a pesar de las perspectivas menos optimistas para el sector, los CIO todavía piensan en crecer.

“A pesar de los temores de una recesión económica, [los CIO] están centrados en entregar proyectos tecnológicos que permitan un crecimiento empresarial y atraer o retener a sus compradores. Estas prioridades reflejan un deseo de continuar contribuyendo al crecimiento de la compañía y la visión de que, incluso en una recesión económica, el negocio puede ralentizarse pero las compañías exitosas crecen”, señala Mesaglio.

Para lograr este objetivo, Mesaglio recomienda preparar una lista de proyectos que los CIOs estén preparados para cortar, si finalmente se cumplen las malas expectativas.

Pero afrontar una crisis no sólo es cuestión de aligerar presupuestos, sino de saber acomodar la inversión en unos proyectos frente a otros. Tener una estructura clara del gasto permitirá recortar presupuestos si la crisis es grave, pero también reinvertir si el ciclo es mejor de lo esperado.

Por otra parte, Mesaglio recomienda que se emplee el departamento tecnológico como un instrumento para detectar aquellos gastos en otras áreas de la empresa que se puedan reducir y le permitan reducir costes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor