Peter Chou, CEO de HTC: ¿y si el enemigo está en casa?

Movilidad

La empresa taiwanesa encara en 2012 un año decisivo para su continuidad. A pesar de que sus terminales tienen una calidad más que suficiente y prestaciones que le permiten competir con los superventas iPhone 5 y Samsung Galaxy S4 su excelente One no termina de cuajar. Algunos señalan hacia arriba, en concreto a su director general, que lleva 10 años en el puesto y no parece estar reaccionando como sería deseable a la complicada situación de la marca.

Son múltiples los premios que ha obtenido HTC y en cuanto a ventas ha mantenido el tipo en los últimos años frente a Apple, Samsung, Sony, LG… pero últimamente no parece encontrar su lugar.

Su catálogo de novedades se reduce prácticamente a su modelo HTC One y un par de variantes, su versión Mini de inminente aparición y el Zara del que recientemente te hemos hablado aquí en The Inquirer, una versión más económica orientada a la gama media.

Peter Chou, el CEO de HTC ha conseguido durante los 10 años de su mandato ubicar a la empresa en el mundo de la tecnología con un posicionamiento adecuado hasta fechas recientes en las que parece haber perdido el paso. Y si en su momento colocó adecuadamente a la empresa ahora podría suponer un obstáculo.

Si bien en cuanto a la calidad de su terminal de referencia HTC ha conseguido una posición plenamente competitiva el problema radica en que se ha posicionado en un sector premium que ahora está saturado, como han logrado comprender finalmente en Apple, monolítica empresa en cuanto a su rigidez de concepto de producto que ya tuvi que dar su brazo a torcer en cuanto a ofrecer un tablet pequeño (iPad Mini) y ahora hacen lo propio con un smartphone de gama media (iPhone 5C) en el que presuntamente encontraremos prestaciones recortadas con respecto al iPhone 5S y precio más asequible gracias a sustituir la carcasa de aluminio por una de policarbonato.

En HTC han comprobado como su cuota de mercado ha descendido por debajo del 5 % en los últimos 5 años y el precio de sus acciones se cuentra en los niveles más bajos de los últimos 8 años, habiendo incluso avisado a los inversores de que la empresa espera entrar en pérdidas a finales de 2013.

Algunos ejecutivos de HTC han manifestado su opinión sobre el inflexible estilo de dirección de Chou y especialmente su escasa visión de futuro, lo que podría no tener visos de corregirse puesto que el CEO de HTC no tiene intención de abandonar su puesto y tampoco parece muy proclive a reorientar su estrategia. Chou se caracteriza por su perfeccionismo tanto en lo que respecta al diseño del hardware y los materiales empleados para los móviles de la empresa como para conseguir los objetivos que marca a sus trabajadores. Sirva de ejemplo cuando tras una reunión en la que concluyero que necesitaban u dispositivo más en su catálogo Chou trazó unos bocetos en una hoja, estableció las característidas técnicas, el nicho de mercado al que iría dirigido, el precio y la fecha de lanzamiento… tres meses más tarde el Sensation XL era una realidad habiendo cumplido todos los parámetros establecidos por el CEO y pulverizando un proceso que a cualquier otro fabricante le habría supuesto 18 meses de trabajo.

Las fuentes consultadas ponen el acento en la pérdida de esa visión a largo plazo del camino que debería seguir HTC y que a pesar de la calidad de sus dispositivos no consiguen vender tantos como sería no ya deseable sino incluso razonable… y al parecer la política ce empresa de Chou no ayuda al mantener separados sus equipos de ventas, producción, marketing y diseño, incluso en algunos casos teniendo equipos trabajando en paralelo en la misma cuestión.

Por otra parte en HTC parecen haberse focalizado mucho en conseguir productos muy orientados al mercado de Taiwan y quizá no tanto al resto del mundo, con lo que podrían estar perdiendo contacto con los intereses de otros países en los que ganar cuota de mercado ofreciéndoles productos que les interesen.

Un paso adelante puede suponer la nueva campaña publicitaria de HTC protagonizada por Robert Downey jr. de la que hace poco te hemos puesto al corriente aquí en The Inquirer, esperemos que funcione.

vINQulo

Reuters

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor