El phablet se consolida como el tamaño de móvil más popular

Movilidad

Un reciente análisis recoge datos que muestran el incremento de la presencia de los phablets entre los usuarios, que adoptan cada vez más este tipo de dispositivos valorando especialmente el tamaño cada vez más grande de su pantalla.

Partiendo de una clasificación que atiende al tamaño de la pantalla y de la capacidad de enviar y recibir llamadas telefónicas, hablamos de móvil, smartphone y phablet por un lado y de tablets por otro, arrancando estos a partir de las 7 pulgadas, con dos tamaños, pequeño (hasta 8 pulgadas) y grande (a partir de 8 pulgadas).

En el punto intermedio entre el smartphone y el tablet, de ahí su denominación, se ubican los phablets (móviles con pantalla de más de 5 pulgadas), dispositivos que han triplicado su cuota de mercado en los últimos dos años pasando del 5 % al 20 %. Y la tendencia continúa.

Principalmente debido a la tasa de sustitución entre los usuarios de smartphones de tamaño medio, entre 3,5 y 4,9 pulgadas, que han apostado cada vez más por aumentar el tamaño de pantalla de sus nuevos dispositivos.

El pistoletazo de salida al formato phablet lo dio Samsung en 2011 con su modelo Galaxy Note, con una pantalla de 5,3 pulgadas de diagonal que en aquel momento a muchos le pareció ridículamente enorme pero que hoy día es casi habitual. Lo cierto res que se vendieron 50 millones de unidades en dos años y no tardó en aparecer un Note 2 y otras marcas comenzaron a indagar en el interés por ese segmento de gigantófonos, siendo hoy un modelo habitual en los catálogos de prácticamente todas las marcas, siendo el último en apuntarse a lo que ya más que moda es hábito hasta Apple con su iPhone 6 Plus.

Asia es el mercado donde más ha proliferado el phablet ya que sus usuarios lo emplean también como sustituto en pequeño del tablet, y de hecho en el mercado asiático se vende el doble de phablets de que tablets y portátiles. En algunos países, como India, suponen ya más del 30 % de las ventas de móviles.

Uno de los inconvenientes que al principio se señalaron y que hoy día continúa teniendo su peso, es lo ridículo y hasta incómodo que puede resultar mantener un dispositivo de tanto tamaño como un phablet en la misma posición que un teléfono móvil para hablar, pero entre los auriculares (inalámbricos o no) y el cada vez menor uso del dispositivo móvil para efectuar llamadas en beneficio de la mensajería (donde sí representa una ventaja disponer de un mayor tamaño del teclado) el inconveniente ha visto reducido su peso.

La evolución en el futuro puede tener como punto álgido la llegada de pantallas plegables, donde se aunaría el mayor tamaño de la superficie de pantalla con la posibilidad de doblarlo para que ocupe menos espacio en el bolsillo o para que resulte más cómodo al efectuar llamadas de voz.

El análisis ha tenido en cuenta 1.600 millones de dispositivos y 540.000 apps.

vINQulo

Flurry

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor