PhantomX Reactor, un brazo robótico profesional y asequible [Análisis]

Empresas
0 0 6 comentarios

Hoy os vamos a mostrar uno de los brazos robóticos con mejor relación calidad-precio del mercado, el PhantomX Reactor. Un robot open source muy versátil y reciente, desarrollado por Trossen Robotics.

A pesar de que en innumerables películas y libros parece que, tarde o temprano, un robot siempre terminará intentando acabar con la humanidad, en el mundo real la situación es bien distinta.

Los robots son muy útiles, tanto para la realización de trabajos repetitivos o peligrosos, como la investigación y todo tipo de tareas, incluso la ayuda a discapacitados entre muchas otras cosas. El PhatomX Reactor os permitirá descubrir el mundo de la robótica con algo profesional.


Vídeo en 2D


Vídeo en 3D, si quieres cambiar el tipo de formato pulsa el botón 3D.

En este primer vídeo del review podréis ver como vamos montando parte por parte a Tenacitas, así lo hemos bautizado. Ha sido bastante sencillo gracias a que el manual está muy bien explicado, y tan sólo se necesitan dos llaves hexagonales para métrica 2 y 3. Aunque eso sí, hay decenas de tornillos y tuercas, así que estaréis entretenidos un rato.

Los servos Dynamixel AX-12A son una verdadera maravilla para la robótica. Con sus enganches se pueden colocar en todo tipo de configuraciones y se les puede acoplar objetos y sensores encima sin problemas. Aquí están sus características.

Los servos están codificados con un número, tanto exteriormente como en su configuración externa. Tenéis que colocarlos por orden según indica el manual, aunque si os equivocáis no pasa nada ya que podéis reprogramarlos fácilmente con un sencillo programa Arduino.

Sí, su controlador Arbotix es open source y compatible con Arduino. Por tanto puede usarse su IDE u otros lenguajes de programación. Gracias a la electrónica ArbotiX tenéis una gran modularidad. Tenéis 32 I/Os de todo tipo, incluyendo analógicos y digitales (8 en cada caso) y 3 entradas para servos estilo Dynamixel. Por lo que podéis ampliar el robot con sensores de lo más variados, además de mucho más servos, que no tienen por qué ser todos Dynamixel.

Cuenta con un microcontrolador ATMEGA644p y el envío de señales se puede hacer directamente con un cable interfaz USB-FTDI, o inalámbricamente usando Xbee. El único problema es que ambos comparten un mismo puerto serie, por lo que no podrás usarlos simultáneamente. El otro puerto serie lo puedes usar para un programador ISP.

Estéis o no acostumbrados a la electrónica, es relativamente sencillo crear vuestros propios programas si leéis los manuales y os ponéis. Aunque tened cuidado, porque este brazo robótico no es un juguete, tiene bastante potencia y si hacéis alguna barbaridad os lo podéis cargar o, peor aún, terminar haciéndoos daño.

Aquí os pongo un vídeo resumen de sus características, entre las que destacan un alcance horizontal de 43cm, vertical de 51cm, soportar 600g a 10cm y 200g a 30cm:

Además de lo que programéis por vosotros mismos, el PhantomX Reactor viene con ROS cargado ya de serie en su ArbotiX, por lo que si queréis empezar a usarlo nada más terminar de montarlo, podéis usar Flowstone con el módulo Arm Control.

Aquí tendréis un interfaz gráfico muy sencillo de usar, con el que crear trayectorias y programar movimientos fácilmente. De hecho podéis usar hasta un mando Xbox 360 para controlarlo, aunque para sacarle todo el jugo al brazo tendréis que crear vuestros programas.

De hecho sólo así podréis utilizar el genial mando inalámbrico ArbotiX Commander, con 2 pads analógicos, 8 botones, Xbee y totalmente programable gracias a que es open source y también usa una base compatible con Arduino.

Para que veáis la versatilidad del brazo, le hemos colocado a Tenacitas varios sensores de infrarrojos y ultrasonidos, para que pueda saber lo que tiene delante y a los lados. Además también hemos puesto dos sensores de presión para que sus dedicos no espachurren nada, y por último una cámara que le permitirá ver y que nos mostrará a nosotros su punto de vista.

En este caso, aunque con Arduino y Processing ya podéis analizar la imagen bastante bien, también tenéis el software RoboRealm, que hará muchísimo más sencillo utilizar la cámara para detectar movimiento, formas, colores o aquello que necesitéis.


Vídeo en 2D


Vídeo en 3D, si quieres cambiar el tipo de formato pulsa el botón 3D.

Tienes la versión del PhantomX Reactor sin giro de muñeca por 549,95 dólares, o con giro por 589,95. Si no necesitas servos también tienes una versión por 289,95 e incluso una que tampoco lleva electrónica, sólo la parte mecánica por 169,95 dólares.

También tienen otros brazos robóticos y todo tipo de robots. Además, puedes pedir cosas concretas como servos, piezas, controladores, sensores. Se encargarán de asesorarte en lo que necesites.


Lo bueno

  • Servos Dynamixel AX-12A de la mayor calidad.
  • Dos articulaciones con servo dual para mayor fuerza.
  • Potencia, alcance y control realmente buenos.
  • Un manual muy claro para su montaje y uso.
  • Controlador Arbotix ampliable y con conexión por cable y Xbee.
  • Enganches para acoplarle sensores y cámaras.
  • Open source, tienes un acceso total y lo puedes modificar como quieras.
  • El fantástico foro y soporte de Trossen Robotics.


Lo malo

  • Ingentes cantidades de tornillos y tuercas.
  • Por alguna razón los tornillos destiñen un poco, por lo que tras el montaje tendrás las manos como un mecánico de coches.
  • Que no se pueda usar a la vez el interfaz por cable FTDI e inalámbrico Xbee.
  • El brazo es muy reciente por lo que, sobre todo en el software, todavía queda pulirlo totalmente.


Veredicto

A otras marcas de brazos robóticos que existen de gama profesional-educativa, se une ahora el PhantomX Reactor con un precio genial para todo lo que trae y la enorme versatilidad de ser open source tanto en hardware como software.

El brazo es de gran calidad y tiene un precio ajustado, pero antes de decidirte por él tienes que darte cuenta de que, aunque usarlo normalmente es sencillo, para hacerlo completamente con todas sus posibilidades puede ser complicado. Este tipo de brazos no es como otros kits baratos que hay por ahí, aquí ya estamos usando algo profesional.

Por eso plantéate antes para que quieres usar el brazo y que esperas de él, mira sus especificaciones y comprueba si es realmente lo que buscas. Si lo es, adelante, no te arrepentirás, pero si eres nuevo en robótica, quizás te interesen antes otros tipos de robots o incluso kits de electrónica más baraticos usando Arduino.

En Trossen Robotics tienen de todo y son gente muy maja, te ayudan y resuelven cualquier duda que tengas. Hay incluso un foro con gran actividad y, si eres creativo, hasta puedes ganar alguno de sus kits en sus concursos trimestrales.

vINQulos

TrossenRobotics

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor