Philips, afectada por la crisis

Empresas

La compañía holandesa admite que no conseguirá doblar el beneficio por acción para 2010, como se había propuesto.

Philips se ve dañada por la crisis financiera y abandona las metas económicas que se había fijado para 2010.
La electrónica holandesa no sólo no llegará a doblar el beneficio por acción en los tres próximos años, sino que tendrá que asumir pérdidas en sus participaciones en LG Display y NXP por valor de 1.100 millones de euros.
La previsión del crecimiento medio anual de las ventas para 2010 se sitúa en un 6 por ciento y el margen de ganancias sin intereses, impuestos y amortización (EBITA), entre un 10 y un 11 por ciento.
La situación es, por lo tanto, más difiícil de lo esperado. “La caída que estamos viendo ahora no tiene comparación reciente y se está desarrollando mucho más rápido y mucho más profundamente de lo esperado”, afirma el consejero delegado de la compañía, Gerard Kleisterlee, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.
Tras las pérdidas y la reducción de beneficio durante los últimos meses de 2008, Philips mantiene una tendencia a la baja, de la que resulta difícil que se recupere en el futuro innmediato.
“La velocidad y la ferocidad a la que se está deteriorando la economía está afectando a la demanda en mercados clave y ahora está cobrando su peaje en el rendimiento financiero de Philips”, declara Kleisterlee.
Así, el deterioro del mercado de consumo en Norteamérica y Europa y la ralentización de la economía se están sintiendo duramente en su negocio.
Ante estas perspectivas la compañía ha asegurado que tomara medidas adicionales para reducir costes y proteger su margen de beneficio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor