Pioneer deja el plasma; Sony, el tubo catódico

Empresas

La primera pasará a distribuir los televisores de Matsushita, mientras que la segunda abandona el negocio para centrarse en el LCD.

Si la semana pasada Pioneer anunciaba que dejaba de fabricar televisores de plasma de 42 pulgadas, la empresa japonesa hoy ha informado de que abandona por completo el plasma como medida para tratar de enderezar el rumbo de la empresa. Pioneer deja así el camino libre a Hitachi y Matsushita en un mercado muy competitivo con un escaso margen de beneficio.
De este modo, la firma japonesa suspenderá las actividades de tres plantas en Japón que producían televisores de plasma, si bien seguirá comercializando los productos elaborados por Matsushita.
Sony deja el tubo catódico
Por su parte, Sony ha comunicado hoy el fin de la fabricación de pantallas basadas en tubos de rayos catódicos, después de 48 años de producción. Según ha reconocido un portavoz de la compañía, Sony  tiene planeado “cesar la fabricación de aparatos con tubos catódicos a finales de marzo”.
Esta decisión ilustra la intención de la compañía nipona de centrar sus esfuerzos en el desarrollo de las pantallas planas de cristal líquido o LCD, donde la surcoreana Samsung domina el mercado.
La división de negocio de televisores de tubo catódico de Sony había caído un 40 por ciento en el último año.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor