Pirate Pay, una iniciativa de Microsoft para frenar las descargas ilegales

Cloud

Con una inversión de 100.000 dólares, los de Redmond pretenden potenciar una tecnología capaz de inundar los servidores BitTorrent con solicitudes falsas hasta bloquear su comunicación.

La blogosfera anda revolucionada con la última jugada de Microsoft. Según se ha sabido, el gigante de Redmond ha decidido financiar con un fondo de 100.000 dólares una startup rusa cuyo principal proyecto es desarrollar una tecnología capaz de bloquear las descargas ilegales.

La iniciativa en cuestión se llama Pirate Pay y, aunque oficialmente no se ha explicado su funcionamiento, Torrent Freak asegura que el sistema consiste en inundar los servidores BitTorrent con solicitudes falsas hasta confundirlos e impedir la comunicación entre usuarios. Para ello el sistema realiza un seguimiento previo y blinda la distribución de obras sujetas a copyright.

El objetivo inicial era proporcionar una herramienta de filtrado a los proveedores de servicios de Internet lo suficientemente potente como para cancelar parte del tráfico de las redes P2P, de modo que se contrajese el ancho de banda asignado a cada usuario. Finalmente Pirate Pay evolucionó, logrando confundir a los clientes sobre las verdaderas direcciones IP de otras personas y provocando su desconexión.

El proyecto ya ha sido probado para proteger la película “Vysotsky. Thanks to God, I’m Alive”. ¿El resultado? Se detuvieron exitosamente 44.845 descargas ilegales.

Aunque no se ha frenado el copiado de las obras en su conjunto, se ha conseguidon congelar las acciones piratas por un periodo de tiempo determinado y para un título en concreto. Esto abre las puertas a usos potenciales, como el alquiler del servicio por parte de los estudios cinematográficos durante fechas clave para proteger propiedad intelectual que consideren valiosa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor