¿Por qué es importante contar con un CTO en plantilla?

Proveedor de ServiciosProyectos

¿Todavía no has integrado a un jefe de tecnología en el entramado de tu empresa? ¿O sí lo has hecho pero no detectas diferencias? El CTO de Womenalia, Iñaki García, nos deja algunas claves al respecto.

En el maremágnum de siglas que rodean el entramado empresarial, hay una que destaca en el sector tecnológico: CTO, que se corresponde con Chief Technology Officer y que se puede traducir directamente como jefe de tecnología.

Iñaki García, CTO de Womenalia.com
Iñaki García, CTO de Womenalia.com

Un profesional que, según destacan desde Womenalia, no sólo tiene que ser un experto tecnólogo capaz de sacar proyectos adelante desde el punto de vista de la propia producción. También se le solicita que “tenga visión de negocio y conozca las claves del marketing digital”.

En este sentido, su propio CTO, Iñaki García, nos ha dado tres motivos por los que se debería poner en valor el rol de todo jefe de tecnología dentro de la empresa moderna:

1. “El CTO actúa como un traductor”. Os lo contábamos ayer mismo con la revolución de DevOps, y volvemos a insistir en ello. Es fundamental entablar una relación de complicidad entre los encargados de elaborar los productos y la parte de operaciones. O, en este caso, reforzar la comunicación entre los técnicos y los directivos, también por el bien de la productividad final de la compañía y el cumplimiento de objetivos. Y eso lo puede conseguir un CTO.

2. “El CTO garantiza que el conocimiento se mantenga dentro de la empresa”. O dicho de otro modo, “disminuye los riesgos tecnológicos” porque será capaz de controlar en todo momento qué se está haciendo para sacar adelante un proyecto y, lo que es más importante, será capaz de entenderlo, darle continuidad y gestionar al personal implicado en el mismo.

3. “El CTO maximiza la calidad de un proyecto con el menor coste posible”. Esto es, si se ha elegido a la persona adecuada para el puesto, una que demuestre competencia a la hora de enfrentarse a imprevistos sin dejar de cumplir hitos en base al presupuesto del que se dispone. “Muchas de las empresas más punteras de Internet fueron construidas desde cero por personas con una gran base de programación; Zuckerberg en Facebook, Gates en Microsoft, y lo mismo sucedió con Apple, Google, Amazon”, enumera García.

“No es casualidad, estas empresas maximizaban la relación negocio-tecnología porque la reunían en una misma figura”, sentencia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor