Por qué tener una tienda de aplicaciones propia es importante

AppsEmpresasFabricantes de SoftwareMovilidadProyectos
0 0 No hay comentarios

Más allá de recurrir a las app store oficiales de los fabricantes, las empresas pueden implementar sus propios portales para descarga de software móvil. Intelygenz nos cuenta sus ventajas.

Que la movilidad es un fenómeno que no sólo engancha a internautas de a pie, sino también a empresas y profesionales, es una realidad a la que no se puede dar al espalda a estas alturas de la evolución tecnológica.

josemariarodriguezINTELYGENZY que, a la hora de hablar de movilidad, las aplicaciones juegan un papel fundamental es algo innegable. Son precisamente las aplicaciones las que permiten acometer tareas y las que fomentan la popularidad de unos u otros sistemas operativos. Son las que enganchan a los usuarios.

Pero, ¿dónde se pueden conseguir esas aplicaciones? Por ejemplo, en las tiendas oficiales de firmas como Google, Apple o Microsoft, que cuentan además con sus respectivas plataformas móviles y compiten por aumentar su base de fieles. Pero las propias compañías pueden implementar portales a los que dirigir a sus empleados cuando éstos quieran instalar ciertos programas.

“A las empresas que estén adoptando, o tengan previsto adoptar una estrategia BYOD”, comenta Jose María Rodriguez, miembro del equipo de innovación de Intelygenz, “el app store corporativo les permitirá gestionar, de manera totalmente independiente, el flujo de actualizaciones y el control de las descargas, con la mejora en tiempos y dinamismo que ello supone”.

“Se trata, sin duda, de una herramienta indispensable para la implementación del BYOD, pero también en el supuesto de usarse para el despliegue de aplicaciones, tanto en post como en producción”, añade.

Desde Intelygenz hablan de una serie de ventajas clave que estarían fomentando la implantación de este tipo de tiendas en la oficina.

Por un lado se encuentran la seguridad y el control, porque los administradores de TI podrían estar al tanto de las aplicaciones que acceden a la red corporativa y concederles permisos por adelantado. Los trabajadores, mientras tanto, visitarían un almacén con las garantías de que todo el material a su alcance ha sido aprobado primero por la empresa. Y, si alguien carece de la autorización necesaria, no podría meter a la empresa en problemas, porque no sería capaz de acceder a material que no le corresponde.

Por otra parte existiría variedad y la posibilidad de satisfacer a sistemas operativos diferentes y a dispositivos también diversos. Esto es así porque una única tienda corporativa puede albergar todas las versiones de la misma app.

Y eso no es todo. Intelygenz cita a mayores beneficios como la sencillez, la rapidez y “un importante ahorro de tiempo y recursos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor