Porno y búsquedas de empleo… en el portátil del trabajo actual

Empresas

Siete de cada diez trabajadores usan el ordenador de empresa para navegar y guardar contenidos “inapropiados”.

En pleno debate sobre lo que las empresas pueden saber sobre los empleados, las encuestas de uso de portátiles corporativos demuestran que en ocasiones se olvida el sentido común en el uso del ordenador de empresa.
Siete de cada diez portátiles de empresa guardan contenidos inapropiados, como revela un estudio del Ponemon Institute que recoge Vnunet. Los trabajadores utilizan el ordenador del trabajo para descargar, visualizar y navegar en contenidos “inapropiados” y que poco o nada tienen que ver con su desempeño profesional, dejando que su vida privada invada esta parcela de su profesión.
De hecho, y según publica esta misma fuente, el 75% de las empresas de seguridad han encontrado imágenes de alto contenido sexual así como vídeos y enlaces poco apropiados en el historial de visitas que guardan los navegadores del portátil corporativo.
El contenido sexual es el que más peso tiene dentro de estos datos poco profesionales que guardan los empleados: dos tercios han intercambiado información de contenido sexual con sus compañeros de trabajo.
Un 63% guarda evidencias de haber realizado búsquedas de empleo desde el portátil de la empresa.
Este uso no sólo atenta contra el principio por el que el empleado recibió el equipo (para actividades profesionales) sino que además pone en peligro la confidencialidad de la información de la propia compañía. Los contenidos “inapropiados” son una de las mayores fuentes y vehiculantes de malware que a su vez es uno de los cauces más importantes para los agujeros de seguridad.
Pérdidas e ira
Además de los usos que los empleados hacen de sus ordenadores corporativos portátiles, el Ponemon Institute ha analizado cómo y dónde suelen dañar o perder los usuarios sus equipos. Una estimación veraniega del mismo instituto alertaba de que cada semana se pierden unos 3.300 ordenadores en los aeropuertos europeos.
La pérdida del equipo corporativo pone en entredicho la seguridad de la información en el contenida. El olvido en aeropuertos sigue siendo una de las principales causas de desaparición del equipo, así como el dejárselo en hoteles o coches alquilados.
Por lo que respecta al daño de equipos, en Europa y Estados Unidos los usuarios suelen estropear sus portátiles corporativos durante los viajes mientras, como recuerda Vnunet, en algunos países concretos el portátil y su tortura se convierten en un método más de escape ante el estrés laboral.
Más de un tercio de los mejicanos y de los brasileños dañan a su equipo,  además de “por caída accidental”, por ” daños a causa de ira o frustración”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor