PostgreSQL 8.4 llega con 300 mejoras

Bases de DatosCloudDatos y AlmacenamientoEmpresasNavegadoresServidoresSistemas OperativosSoftwareStart-UpWorkspace

El Sistema de Gestión de Bases de Datos basado en código abierto, PostgreSQL, ofrece una gran colección de novedades, pero también un cambio en su estrategia de desarrollo.

PostgreSQL, el SGBD (Sistema de Gestión de Bases de Datos) de código abierto, llega a su versión 8.4 y lo hace con un importante volumen de actualizaciones. Sin embargo, tal vez sea lo que se cuece en la parte de atrás lo más interesante, ya que marcará el futuro de este sistema y su dinamismo en materia de actualizaciones.

Nos referimos al cambio que sufre a partir de ahora la estrategia de desarrollo. PostgreSQL ha crecido notablemente durante los últimos años y se ha extendido su uso en gran cantidad de sitios Web. Es por ello por lo que la cantidad de trabajo para mantener un producto preparado para producción también ha aumentado.

Para asegurarse de que todo transcurre de la mejor forma posible, los contribuidores del proyecto han reorganizado sus esfuerzos, cambiando el proceso de desarrollo y añadiendo un nuevo equipo de personas que se encargarán de realizar las revisiones necesarias de las nuevas actualizaciones y parches.

“El sistema de desarrollo anterior funcionaba básicamente añadiendo las nuevas solicitudes de actualizaciones a una lista de parches, que posteriormente había que juntar para desarrollar la siguiente versión”, indica Josh Berkus, uno de los responsables de este proyecto. “Este sistema funcionaba perfectamente durante los primeros años, cuando recibíamos entre 50 y 60 parches al año. Pero ahora este volumen ha crecido hasta las 400 solicitudes, por lo que los desarrolladores encargados de hacerlas funcionar comenzaban a volverse locos ante tal avalancha de mejoras”, comenta Berkus.

“Es por ello por lo que a partir de 2008 la comunidad comenzó a diseñar lo que denominamos ‘Commit Fests‘, con el que el enfoque se desplaza desde el desarrollo a la revisión. Durante este proceso, todos los parches se introducen en el repositorio CVS, rechazándose y devolviéndose al autor los que necesiten trabajos adicionales”.

logo_postgresql.gif

“A partir de este ciclo de desarrollo, cada vez que integramos los parches se generará una versión Alfa que tendrá un tiempo de vida de dos meses, es decir, los usuarios que quieran ir probando las nuevas funcionalidades lo podrán hacer de forma mucho más dinámica que antes, cuando tenían que esperar prácticamente un año”.

Esta nueva estrategia se ha utilizado por primera vez con la versión PostgreSQL 8.4, que incluye 293 nuevas características. La mayoría de ellas se centra en la recuperación de las bases de datos de forma paralela, nuevas herramientas de monitorización de consultas y la posibilidad de gestionar permisos por columnas.

“En las versiones anteriores, cuando se recuperaba una base de datos desde una copia de seguridad o un fichero de migración, tan sólo se podía hacer uso de un procesador para cargar la base de datos. No importaba cuantos procesadores hubiera en la máquina”, explica Berkus. “Con la nueva 8.4, es posible hacer uso de todos los núcleos disponibles, lo que aumenta considerablemente el rendimiento dependiendo de ese número”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor