Powerchip recortará sus costes

Empresas


El fabricante taiwanés anunció que intentará vender algunos de sus negocios para enfrentar la crisis.


La crisis más importante en la historia del mercado de chips exige medidas drásticas. Por eso, el fabricante taiwanés Powerchip Semiconductor ha anunciado que reforzará su política de recorte de costes, para lo cual buscará vender algunos de sus negocios.

Powerchip es el mayor fabricante de memorias DRAM en Taiwán. La caída de la demanda y la sobreproducción de DRAM ha obligado, por ejemplo, a que el presidente de la firma, Frank Huang, recorte su salario.
Sin embargo, la compañía estima que los precios de procesadores se recuperarán en el segundo semestre, por lo que cree que no necesitará de fondos estatales para subsistir.
“Mientras las condiciones de mercado no se deterioren más, la empresa puede capear los tiempos duros sin una inyección directa de fondos del Gobierno”, comentó en un comunicado reproducido por Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor