Premio Nobel de Física para los padres del bosón de Higgs

Empresas

El mismo padre de la criatura no está muy conforme con que al resultado de su teoría se la denomine comúnmente “la partícula de Dios” pero al servir para explicar el tejido mismo del que estaría compuesta toda la materia y además al haberse interpretado erróneamente un fase hecha en inglés que podría traducirse al español como “esa dichosa partícula” tal ha sido el nombre por el que se la suele conocer. La importancia de la misma ha sido reconocida hoy mismo con el más prestigioso galardón de las Ciencias.

La intuición y posterior elaboración de la teoría que describe la existencia de la partícula conocida como bosón de Higgs casi podríamos afirmar que ha sido decisiva para la construcción de la mayor y más cara máquina del planeta el Gran Colisionador de Hadrones, bautizada por los más desconfiados como la “máquina del fin del mundo” por los temores de que al ponerlo en funcionamiento generase un agujero de antimateria capaz de deshacer el tejido espacio termal y desintegrar el planeta… o algo peor.

Al final no sucedió nada digno de una película de Rolando Emmerich pero sí pudieron llevarse a cabo pruebas que confirmaban la existencia de la esquiva partícula propuesta por el modelo teórico de Peter Higgs, quien junto con Francoise Englebert ha sido anunciado hoy como ganador del premio Nobel de Física en la edición 2013 de estos premios surgidos tras comprobar Alfred Nobel, inventor de la dinamita, el alto poder destructor del explosivo, intentando así galardonar a quienes realizasen notables avances para la Humanidad.

La Academia Sueca de Ciencias reconoce así el papel fundamental del descubrimiento teórico del mecanismo que contribuye a compadre el origen de la masa de las partículas subatómicas, y aunque no hace extensivo el premio a los miembros del CERN, el Centro Europeo de Investigacion Nuclear, responsable de las instalaciones del LHC, Higgs sí ha reconocido en un escueto comunicado de agradecimiento la imprescindible intervención de dicho centro en el descubrimiento de esta nueva (y esquiva) partícula.

vINQulo

Fundación Alfred Nobel

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor