Asia-Pacífico, Estados Unidos y Europa occidental van camino de representar el 70 % del gasto en impresión 3D

ImpresiónWorkspace

Así lo adelanta IDC, que calcula que el gasto mundial pasará de los 11.000 millones de dólares de 2015 a los 26.700 millones en 2019.

El potencial de la impresión 3D no ha hecho más que comenzar a visibilizarse.

Si en 2015 el gasto que se ha producido alrededor del mundo en este mercado fue de cerca de 11.000 millones de dólares, IDC prevé que cuatro años más tarde, en 2019, alcance ya los 26.700 millones de dólares. Esto supone una tasa de crecimiento anual compuesto del 27 %.

En dicho crecimiento tendrá mucho que ver el bloque conformado por Asia-Pacífico, Estados Unidos y la parte más occidental de Europa. Entre estas tres zonas representarán el 70 % del gasto.

“La impresión 3D ha sido un pilar para mercados especializados de manufactura discreta como la automoción y [la industria] aeroespacial desde hace muchos años. Sin embargo, en los últimos tres años las impresoras 3D de menor precio y los materiales asequibles han ampliado dramáticamente el mercado de la impresión 3D, facultando ahora a los mercados de consumo, educativo, de salud y de fabricación adicionales”, comenta Christopher Chute, vicepresidente de Consumer Insights & Analysis Group.

“Dicho esto”, sigue Chute, la disponibilidad de la impresión 3D no se traduce de manera similar en todos los sectores”.

“Los vendedores y proveedores de servicios necesitan entender cómo las diferencias en los casos de uso, el costes de los materiales y las expectativas de los clientes finales están dando una forma única a cada mercado”, advierte este profesional.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor